SOCIEDAD PARANA, ENTRE RIOS

Atropelló a dos chicos frente a una escuela: uno murió

Según testigos, el hombre circulaba a unos 100 km/h y estaba “alcoholizado”. Los vecinos quisieron lincharlo al salir del auto.

Foto:Telam

La ciudad de Paraná, Entre Ríos, está conmocionada. El conductor de un auto que, según testigos, circulaba “alcoholizado”, en contramano y a gran velocidad, perdió el control del vehículo, subió a la vereda y atropelló a dos chicos en la puerta de una escuela. Como consecuencia, un niño de 6 años murió y su hermanito, de 11, sufrió graves heridas.

El accidente ocurrió cerca de las 7.30 de la mañana frente a la Escuela del Centenario, sobre avenida Alameda de la Federación, en la capital entrerriana. El conductor del auto que provocó la tragedia, un Volkwagen Voyage color gris plata, chocó contra otros vehículos estacionados, volcó y embistió a los dos pequeños que estaban cerca del cordón de la vereda. El hombre fue identificado como Silvio Ramón Díaz.

De inmediato los menores fueron trasladados al hospital San Roque de Paraná. Pero Juan Manuel Martínez Surbano, de 6 años, falleció minutos antes de ser atendido.

Su hermano, en cambio, de quien no trascendió la identidad, sufrió fractura expuesta en la pierna izquierda y ayer a la tarde se le realizó una intervención. Al cierre de esta edición se encontraba internado con cuidados intensivos, pero permanecía estable.

Según el director del hospital, Víctor Paz, el niño se encontraba lúcido y se le practicaban estudios para descartar lesiones internas.

Fuentes policiales explicaron que el auto iba a una velocidad de 100 kilómetros por hora, pasó en rojo el semáforo de la esquina de Santiago del Estero y realizó una mala maniobra.

Los padres de los alumnos que estaban frente a la escuela intentaron linchar al conductor y la Policía debió actuar. Incluso, estaba presente la jueza de Instrucción Marina Barbagelata, que había llevado a su hijo al colegio y fue testigo del accidente (ver aparte).

A su vez, se conoció que el conductor del auto, Silvio Ramón Díaz, es dueño de una agencia de venta de autos usados y se desempeña como gestor. Como si fuera poco, trascendió que tiene antecedentes, ya que había resultado gravemente lesionado a raíz de un choque hace algunos años, cuando se trasladaba en moto. Según detallaron allegados, en aquella oportunidad Díaz había impactado contra un camión. Asimismo, trascendió que ya había protagonizado otros choques y que era frecuente verlo circular a gran velocidad por las calles de la ciudad.

 

Momentos de tensión

El hecho ocurrió en el momento en que los padres despiden a sus hijos antes de ingresar a la escuela. Frente a sus ojos sucedió el impacto del auto contra los otros dos vehículos. Incluso, estaba presente la jueza de Instrucción Marina Barbagelata, que había llevado a su hijo al colegio.
Un vecino filmó el momento en el que el conductor del auto fue ayudado por la Policía a salir del vehículo, que estaba volcado en el medio de la avenida donde atropelló a los hermanos Martínez Surbano. En esas imágenes se observa la reacción del conductor posterior al choque: fue directamente a increpar a los padres de los alumnos. De inmediato se originó una situación de tensión, ya que los vecinos presentes intentaron hacer justicia por mano propia. Por el hecho, efectivos policiales debieron tomar intervención.

También otros testigos contaron que tuvieron que salir a contener a la madre de los niños que sufrió un shock emocional. Luego del episodio, Díaz fue trasladado a la Alcaidía de Tribunales, donde se le tomó indagatoria.



Gisela Nicosia