SOCIEDAD LA HERRAMIENTA LEGAL DE MODA

Aumentan los pedidos de ‘indemnización’ en los divorcios

Muchas de las parejas que llegan a tribunales para separarse suman en la pelea la figura de “daño moral”. La infidelidad es lo más nombrado, pero los motivos y las cifras varían.

Foto:Marta Toledo

Cuando firman la libreta se juran fidelidad, asistencia y alimentos pero no siempre eso se cumple y es entonces cuando se inicia el divorcio. Hasta acá el proceso de siempre, pero en los últimos años se suma un nuevo elemento: cada vez son más los que a la demanda de separación le agregan el pedido de un resarcimiento económico por “daño moral”.

Esta semana, un tribunal condenó a un esposo infiel a pagarle cerca de 40 mil pesos a su ex esposa por el daño que le causó haber soportado el adulterio. El hombre, es diplomático y llevaba una  doble vida. A fines de 2006 su esposa descubrió los chats con la amante. Y a través del hijo de ambos se enteró que la mujer con quien la engañaba estaba embarazada.

“No se pone un precio al dolor o a los sentimientos, sino que se trata de suministrar una compensación a quien ha sido injustamente herido en sus afecciones íntimas”, explicaron en el fallo del caso los integrantes de la Cámara Civil, Beatriz Areán, Carlos Bellucci y Carlos Carranza Casares. El tribunal condenó al hombre a pagar 30 mil pesos por “daño moral” y 10.560 “para atender a gastos de tratamiento psicoterapéutico”.
Pedidos como este son más frecuentes de lo que parece. Así lo confirmaron a PERFIL abogados de familia, quienes coinciden en que “la gente reclama más, pero no son casos de simple resolución”.

 Ana Rosenfeld, representante legal de distintas famosas, coincide y asegura que debido a  la mediatización de los divorcios de famosos la gente está más informada más sobre el tema, y por eso crece este  tipo de reclamo. “El 95% de estos pedidos son emitidos por las mujeres. Antes ellas no sabían cómo hacer, o creían que no lograrían ganar”, agrega.

“El incumplimiento del deber de fidelidad, contemplado en el artículo 198 del Código Civil, además de ser una de las causales de divorcio, puede conllevar la fijación de una indemnización por daño moral si se prueba el padecimiento del cónyuge inocente en situaciones de injurias graves, maltrato, violencia física, sumisión. Pero la indemnización no es automática, se debe demostrar ese daño y está en manos de los jueces fijar su monto”, explica la abogada Laura Calogero, miembro del Colegio de Abogados de la Capital Federal.

Los especialistas aclaran que la cifra y el modo de pago de dicha “indemnización” varía según cada caso. Puede tratarse de un monto que se recibe por única vez o de un extra que se suma a la cuota alimentaria para sostener sus gastos, dependiendo las consecuencias. Colagero agrega que de los divorcios contradictorios, así se llama a las separaciones que no son de mutuo acuerdo, casi el 60% evita ir a juicio. Dentro del 40% que finaliza con una sentencia, menos del 10% logra obtener una compensación económica. 

Reclamo. Los letrados aclaran que la herramienta de daño moral no puede reclamarse sólo por infidelidad. “El resarcimiento puede pedirse por el daño que generó la ruptura, por haberse frustrado la ilusión de la idea de una familia, por maltrato, o injurias al honor”, afirma Rosenfeld.

La angustia de ser engañado y perder el nivel de vida, o querer mantener el apellido de casada, las comodidades y el contacto con la mascota también son los motivos por los que se reclama. “Noto más personas materialistas, más exigentes y más perversos para lograr ganarle algo a su ex. Tuve un caso de un hombre que le inició un reclamo a su esposa ya que al divorciarse no podría disfrutar del mobiliario del living ni de su sillón especialmente elegido por él y tuvieron que llegar a un acuerdo económico”, cuenta Calogero. 



Gisela Nicosia