SOCIEDAD INUNDACIONES EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Baja el agua, pero todavía hay evacuados

Foto:cedoc perfil
Pese a que las aguas del río Luján comenzaron a bajar, algunas calles y viviendas de zonas aledañas a la ciudad homónima aún se encuentran anegadas. Entre los barrios afectados por la crecida del río están San Jorge y La Loma. Desde el municipio de Luján informaron que todavía se encuentran evacuadas unas cien personas.
El cuartel de bomberos voluntarios de Luján informó que a las 13 de ayer la altura del río se ubicaba en los 3,65 metros. Se trató de la marca más baja registrada desde que el agua alcanzó el pico de los 5,32 metros el pasado jueves 30 de octubre y que, tras un leve descenso, el lunes 3 de noviembre subió hasta los 5,15 metros como consecuencia de la sudestada registrada el último fin de semana.
La bajante, en tanto, permitió que varias familias afectadas por la inundación regresaran lentamente a sus hogares, donde deberán comenzar con las tareas de limpieza y recuperación de sus casas.
Otras zonas de la provincia que se encuentran afectadas por las inundaciones son Exaltación de la Cruz, Campana, Pilar y Escobar, en el norte del Gran Buenos Aires. Alejandro Fernández, vecino de Campana, señaló a PERFIL que la bajante del río Luján, más el desborde del río Areco, los afecta directamente. “Vamos a tener agua por varios días más. La misma situación se dará en Tigre y en San Fernando, donde se encuentra la desembocadura del Luján”, contó Fernández, que además es miembro de la ONG Vecinos del Humedal.
En San Antonio de Areco, otra zona afectada, el agua baja lentamente y todavía hay barrios seriamente complicados, como Los Horneros, Don Pancho y Amespil.
Lomas de Zamora, en tanto, también registra inundaciones. La situación fue causada por los desbordes de los ríos Matanza y Reconquista. Por tal motivo se vio castigado el distrito de Esteban Echeverría. En algunas zonas de esa localidad, el agua tapaba calles y veredas de lado a lado y, por consiguiente, inundaba los hogares de los vecinos del lugar.
Ayer, y al igual que en días anteriores, por las calles se veía a los habitantes de la zona trasladarse hacia puntos más altos en botes y canoas.

Claudio Corsalini