SOCIEDAD CRITICO

Barack Obama llamó a los candidatos a bajar el tono de la dura campaña

Agencias
El presidente Barack Obama se metió ayer en la conflictiva campaña a la Casa Blanca, al instar a los candidatos a evitar el lenguaje incendiario que desvirtúa la batalla por sucederlo. “Quienes están en campaña deben focalizarse en cómo hacer mejor las cosas, no en proferir insultos, bromas de escolares y tergiversaciones, no en dividir por cuestiones de raza o de fe, y ciertamente no en la violencia entre estadounidenses”, dijo el mandatario en un acto en Dallas, Texas.
El Jefe de Estado habló un día después de que un evento en Chicago organizado por el favorito republicano Donald Trump debiera ser suspendido en medio de una pelea entre sus partidarios y manifestantes, que dejó cinco detenidos y dos policías heridos.
Más temprano, ese mismo día, en un acto electoral en St. Louis, en el estado Missouri, en el que 32 personas fueron arrestadas, Trump se había referido a episodios anteriores de violencia entre sus simpatizantes y sus opositores afirmando a su audiencia: “Honestamente, es más divertido que escuchar un discurso, ¿no les parece?”
El 1 de febrero Trump había convocado a sus simpatizantes a “golpearse” con manifestantes opositores, prometiendo pagarles los gastos de abogados. Desde el principio de su campaña electoral, el magnate inmobiliario recibió duras críticas por sus declaraciones y propuestas sobre los inmigrantes mexicanos y sobre los musulmanes, que según sus críticos provocan tensiones.

Justicia. En las últimas horas, Obama eligió a tres potenciales candidatos para suceder en la Suprema Corte al juez estadounidense Antonin Scalia, fallecido el mes pasado, según publicó ayer el diario The Washington Post. Los nominados por el mandatario son Merrick Garland, Sri Srinivasan y Paul Watford.
Garland, radicado en Washington, fue el primer juez de la Corte de Apelaciones del circuito del Distrito de Columbia y trabajó como procurador en el caso del anarquista Ted Kacynski, más conocido por el sobrenombre de Unabomber, así como en el del atentado de Oklahoma City en 1995. Srinivasan, también de Washington, es un respetado juez que nació en India. En caso de ser nombrado, sería el primer juez de origen indio en llegar a la Corte Suprema. Paul Watford, en tanto, forma parte de la Corte de Apelaciones de California. El nuevo juez tendría que fallar sobre el aborto y la inmigración.



Redacción de Perfil.com