SOCIEDAD SOCIEDAD

Bullying: el drama del hombre que publicó a su hija agonizando

Julia Derbyshire era víctima de acoso online y se ahorcó en su casa, murió cinco día más tarde en el hospital. Para generar conciencia, su padre mostró la agonía de su hija en el aniversario de su cumpleaños.

Adrian y Julia Derbyshire.
Adrian y Julia Derbyshire. Foto:Life Style
La adolescente británica de 16 años, Julia Derbyshire, murió en octubre de 2015 (en Warrington, Reino Unido) luego de ser víctima de bullying. Había quedado en estado crítico, conectada a una máquina después de haber intentado suicidarse, ahorcándose. Su padre filtró las fotos de su agonía, antes de desconectarla, intentado concientizar.

Adrian Derbyshire, el padre de Julia, quien la encontró inconsciente en su hogar, en octubre 2015, y la traslado al hospital esperando poder recuperarla. Tras cinco día de agonía, Adrian decidió desconectarla y dejarla morir.  

“En el día del cumpleaños 18 de Julia y para crear conciencia para la campaña (contra el bullying) publico las fotos de Julia minutos antes de morir”, publicó Adrian el pasado 8 de marzo en su perfil de Facebook. Y añadió: “Debemos continuar luchando para terminar con la estigmatización, el bullying y el odio. Y apoyar a aquellos que sufren enfermedades mentales por esta causa”.

Julia nació en Reino Unido y a los cuatro años se traslado a los Estados Unidos, fue allí donde sufrió problemas de acoso online y episodios donde se provocó heridas. Diez años después regresó a su país natal pero continuó sufriendo cyberbullying. 

Su padre, dos veces medalla de oro paralímpico en esgrima, sumó a su hija a su campaña para inspirar a niños a superarse a través del deporte. Sin embargo, no sabía que Julia seguía frecuentando sitios en los que era víctima de abuso online. La joven usaba una identidad falsa en foros donde se promovía el suicidio y la automutilación de adolescentes.

Adrian expresó sus sentimientos y explicó por qué decidió mostrar el caso: “No puedo explicarles cómo me siento, he ido más allá del límite de devastación y pérdida, pero esta historia devastadora de una joven y bella mujer que renunció a si misma y a su propia vida debido a otros tiene que ser escuchada”. “Generar conciencia es el único camino que conozco para apoyar a otros, para que después de leer esto busquen ayuda y apoyo”, agregó.