SOCIEDAD HUBO AL MENOS VEINTE DISPAROS

Caballito: roban $ 300 mil de un banco y se tirotean con la policía

Foto:GOOGLE STREET VIEW

Los cajeros automáticos suelen estar fuera de servicio entre las 3 y las 4 de la tarde. Apenas termina el horario de atención al público los empleados aprovechan para recargar las máquinas. A esa hora, tres delincuentes armados, que evidentemente conocían muy bien esta operatoria, sorprendieron a los bancarios del Santander Río del barrio de Caballito y les robaron dos cartuchos con 300 mil pesos. El golpe fue rápido y efectivo. Pero en la huida, y cuando estaban a unas veinte cuadras del banco, se tirotearon con una patrulla policial y perdieron el botín.
Todo comenzó a las 4 de la tarde en el banco ubicado en la avenida Alberdi al 1600. Según fuentes policiales, los ladrones amenazaron a los empleados y se apoderaron de dos cartuchos que contenían unos 300 mil pesos y escaparon a bordo de un Volkswagen Passat color gris, con el que habían llegado.
El golpe fue advertido por un efectivo policial que estaba de consigna en la zona. Desde lejos siguió los movimientos de los delincuentes y reportó la patente y el modelo del auto en el que huyeron.

Persecución y tiroteo. En la esquina de Pedro Goyena y Curapaligue, a unas veinte cuadras de la sucursal bancaria, el coche chocó contra un colectivo cuando un móvil policial había iniciado una persecución. Los delincuentes bajaron del auto a los tiros. Hubo al menos veinte disparos.
En el enfrentamiento con los efectivos, uno de los ladrones fue herido en una pierna. Lo llevaron de urgencia en ambulancia al hospital Piñero de Flores, donde fue asistido y quedó detenido. Según las fuentes, el personal policial  resultó ileso.
Los dos cómplices interceptaron el paso de un Peugeot 3008, color negro, amenazaron a su conductora y escaparon en dirección a la villa 1-11-14 del Bajo Flores. En el afán por evitar la detención dejaron el dinero robado.
En el lugar del enfrentamiento también secuestraron un cargador de una pistola calibre 9 milímetros y varias vainas del mismo calibre.



Leonardo Nieva