SOCIEDAD EL PROBLEMA DEL TRANSITO

Cada día 300 mil conductores estacionan mal en la Ciudad

Pese a las multas de $ 400, la doble fila es una de las infracciones más habituales. El año próximo instalarán más parquímetros.

PERFIL COMPLETO

La dificultad para conseguir un lugar para estacionar en algunos barrios de la Ciudad y la falta de controles motivan la imagen: autos cerrados, con las luces apagadas, sin personas en su interior, permanecen durante horas en doble fila, como si estuvieran estacionados de forma correcta. Las Cañitas, Palermo y Almagro son algunos de los barrios donde más se repite la escena.

Según el vocero de Vialidad Nacional, Ernesto Arriaga, por la Capital Federal circulan alrededor de 1.800.000 vehículos, de los cuales “el 16% estaciona cometiendo infracciones: en doble fila, de la mano izquierda, sobre sendas peatonales o en espacios para discapacitados”, señaló.

Aunque el Código de Tránsito lo prohíbe, y pese a que las multas superan los 400 pesos, poco parece importarles a los conductores: tres, cuatro y hasta cinco vehículos parados por completo en doble fila componen la imagen habitual del barrio Las Cañitas. Allí, en Arévalo y Báez, la situación es más llamativa: en la mano izquierda hay una doble fila que se extiende por toda la cuadra. “Faltan controles, pero también que los automovilistas entiendan que no pueden hacer lo que quieran”, se quejó Lucas Verdi, vecino de la zona.

La Policía Federal custodia las cuadras y debería emitir las infracciones, aunque eso no ocurre. Uno de los efectivos que custodian las cuadras más caóticas para estacionar relató que no cuentan con los talonarios para labrar las multas. “Y si los tuviésemos, sería imposible hacer nuestro trabajo al ciento por ciento, ya que nos pasaríamos todo el día haciendo multas”, explicó el oficial a PERFIL.

El año pasado, la Ciudad labró más de un millón de multas por mal estacionamiento. Según el gobierno porteño, en conjunto con el exceso de velocidad, encabezan el listado de infracciones. Para el subsecretario de Transporte, Guillermo Dietrich, la solución es la llegada de grúas y estacionamiento medido a estos barrios. Una ley en ese sentido fue aprobada en la Legislatura el año pasado, y hoy se encuentra en proceso de licitación.

Según contó Dietrich a PERFIL, se pondría en funcionamiento el año próximo. El Código de Tránsito indica que si un vehículo permanece detenido durante más de dos minutos, sin las balizas colocadas ni el conductor adentro, se lo considera estacionado. Además, detalla que la doble fila está prohibida, excepto “como detención previa a la maniobra de estacionamiento”.

Durante las 24 horas la situación se repite en diversos barrios porteños, como Palermo y Almagro. Durante los horarios de ingreso y salida de escuelas, la doble fila es una postal común en las cuadras cercanas a los colegios. En la tarde del viernes, en la cuadra de Guardia Vieja al 3500, la doble fila se extendía por cien metros. “Hay un bar donde paramos muchos taxistas y choferes de camionetas. Igualmente, si alguien necesita salir, pregunta en el lugar y corremos el auto”, justificó uno de los conductores.



Agustín Gulman