SOCIEDAD CONFLICTO EN EL SUBTE

Cerraron 15 boleterías por ausencia de policías

PERFIL COMPLETO

Foto:Patricio Navarra

Otra jornada difícil tuvieron ayer los usuarios de la red de subtes porteña. En reclamo de mayor seguridad, los metrodelegados impulsaron el cierre de boleterías en todas aquellas estaciones que no tuvieran presencia policial. La medida, que hoy podría replicarse en aun más puntos de expendio, generó incidentes en la línea D, y en distintas paradas de la red hubo además molinetes levantados.

La decisión de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), que pide el blindaje de las boleterías y mayor presencia policial, afectó los puntos de venta de Subtepass y recarga de SUBE de unas 15 estaciones. En algunas de la línea C, como Lavalle, Diagonal Norte y Avenida de Mayo (del lado norte), el cierre se mantuvo durante todo el día. En otras, en cambio, se iban cerrando cada vez que los efectivos de la Metropolitana las dejaban para cubrir puestos en otros puntos de la red.

Para hoy –explicaron desde Metrodelegados– esperan que ese número se duplique. “Los fines de semana baja considerablemente la cantidad de policías de la Metropolitana destinados al subte porque los mandan a otros puntos de la Ciudad. Nosotros vamos a insistir con la medida, aunque mañana puedan llegar a ser treinta las boleterías cerradas”, dijeron.

Ante la consulta de PERFIL, el subjefe de la Policía Metropolitana, Ricardo Pedace, negó enfáticamente la versión de los metrodelegados. “Ningún efectivo de la fuerza destinado al servicio del subte es reubicado en otra tarea. Al bajar la cantidad de pasajeros, los sábados y domingos son los días en que más agentes hacen uso de sus francos”, subrayó.

Actualmente la Metropolitana tiene un cuerpo de 400 policías que se encarga de custodiar la red de subtes. A fin de mes se van a incorporar cincuenta agentes más y a mediados de julio lo harán otros cincuenta. Además está prevista la instalación de cámaras en andenes y boleterías de las seis líneas.
Néstor Segovia, por su parte, dijo que esperan ponerse “de acuerdo con el gobierno porteño en el diagrama de un plan para blindar todas las boleterías”. Y amenazó con intensificar las medidas la semana próxima de no existir una propuesta. Desde Agtsyp contaron a PERFIL que el último robo registrado en una boletería se produjo el 2 de junio pasado en la estación Castro Barros. Y agregaron que las líneas A, B y D son las que sufren más episodios de este tipo.

Cerca del mediodía, en la estación Congreso de Tucumán, un pasajero atacó el frente de una boletería y fue detenido por la Policía.



Patricio Navarra