SOCIEDAD 44 PERSONAS A BORDO

Chile, EEUU y el Reino Unido ofrecieron ayuda para buscar el submarino

Cancillería emitió un comunicado donde indica que quieren dar "apoyo logístico e intercambio de información en esta búsqueda humanitaria".

Imagen de archivo, tomada en 2010 en Bahía Blanca.
Imagen de archivo, tomada en 2010 en Bahía Blanca. Foto:Armada Argentina

Los gobiernos de Chile, Estados Unidos y Gran Bretaña ofrecieron este viernes apoyo logístico para colaborar en la búsqueda del submarino del que no se sabe nada desde hace 48 horas, cuando se perdió la comunicación a la altura del golfo San Jorge en Chubut, según informó Cancillería argentina mediante un comunicado. 

"Los gobiernos de Chile, EE.UU. y Reino Unido han ofrecido apoyo logístico e intercambio de información en esta búsqueda humanitaria", detallaron en el texto.

Desde el miércoles por la mañana, el submarino ARA San Juan perdió la comunicación con tierra. El jueves se inició un protocolo para tratar de localizar al navío que lleva 44 tripulantes. Hasta ahora, la Armada Argentina indicó que no logró poder tener contacto ni visual ni por radar.

El buque es uno de los tres con el que cuenta el componente fuerza de submarinos, cuyo apostadero es la base naval Mar del Plata. El mismo es de origen alemán y sirve en la Armada desde el año 1986. Tiene 66 metros de eslora y siete metros y media de manga (ancho). 

La embarcación es de propulsión diésel eléctrica convencional y cuenta con sistema snorkel, concebido para ataques contra fuerzas de superficie, submarinos, tráfico mercante y operaciones de minado. 

El texto completo de Cancillería:

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto colabora con el Ministerio de Defensa a fin de contar, en comunicación con autoridades de países vecinos, con posibles apoyos para establecer el paradero del submarino ARA San Juan, con 44 compatriotas a su bordo, y que perdiera contacto en su trayecto desde el puerto de Ushuaia hacia el apostadero en la Base Naval Mar del Plata.    

Los gobiernos de Chile, EE.UU. y Reino Unido han ofrecido apoyo logístico e intercambio de información en esta búsqueda humanitaria.