SOCIEDAD QUIENES SON Y COMO TRABAJAN

“Ciberforenses”: peritos que buscan pistas en redes sociales

A través de las redes se puede saber qué clase de personalidad puede tener un sospechoso. Cómo se expresa un abusador.

Foto:Cedoc Perfil

En el caso Sessarego, Patricia Delbono es la perita que busca las huellas que pudo haber dejado Azcona en el mundo virtual y que expliquen el crimen o den pistas sobre su personalidad. “Lo importante en este tipo de peritajes es saber si existió relación entre víctima y victimario, cómo, cuándo y de qué manera”, aclara la forense. “Muchos usuarios –sigue– vuelcan sus problemas personales en las redes sociales, otros son más reservados y no verborrágicos. A través de las redes se puede saber qué clase de personalidad puede tener. Por ejemplo, los abusadores tienen una forma de expresarse particular en donde prima la seducción, que representa un patrón característico en ellos”, explica Delbono. 

“Cuando una persona escribe en redes sociales sobre los crímenes, es una forma de confesión”, señala Pablo Rodríguez Romeo, perito informático forense del Estudio CySI. Las redes sociales no son las únicas herramientas analizadas por los ciberforenses: “El 80% de nuestra vida está digitalizada. Usamos smartphones, televisión con internet, autos conectados y cámaras digitales con GPS. También están las cámaras de seguridad. Estamos totalmente registrados, y ahí intervenimos nosotros”, dice Rodríguez Romeo.

“La evidencia digital representa información o datos de valor investigativo/probatorio que son almacenados o transmitidos en formato binario. Este tipo de evidencia posee características que representan nuevos desafíos para los investigadores”, afirma a PERFIL Gabriel Rojas, jefe del área de Cibercrimen de la Policía Metropolitana. El comisionado deja claro que “el valor probatorio de una prueba digital posee la misma importancia que cualquier otro tipo de prueba”.

Determinantes. Maximiliano Bendinelli, socio de Rodríguez Romeo, apunta que “la evidencia digital presenta un enorme valor para condenar o absolver a un acusado. Ha permitido liberar a personas totalmente inocentes, tanto como descubrir la total implicación de otras personas en un delito. Nunca debemos olvidar que todas las acciones que realizamos dejan una huella en algún medio digital; por eso, hoy en día la tecnología resuelve delitos, nuestros informes son determinantes para que un juez tome una decisión”.

Por su parte, Rodríguez Romeo arriesga: “Aunque todavía hay algunos abogados reticentes, en un futuro cercano las pericias informáticas van a ser uno de los primeros pasos en las investigaciones porque pueden resolver crímenes. En poco tiempo, se convertirán en uno de los primeros pasos de todas las investigaciones”.

En el caso de los asesinatos, “si estamos ante una causa en donde se ha utilizado algún medio como redes sociales, chats o correos, buscamos el intercambio que se haya mantenido entre víctima y acusado por cualquiera de estos medios. En los mensajes privados es donde uno encuentra las pistas. Si estamos ante un profesional, es poco probable que publique lo que ha hecho. Ahora bien, en caso de que el asesino lo haya realizado, esto podría ayudar para armar una línea de tiempo de los hechos”, indica Bendinelli.



Cecilia Di Lodovico