SOCIEDAD HOY A LAS 7, MISA EN LA BASILICA

Cientos de miles de jóvenes peregrinaron a Luján

Con la imagen de la Virgen y el lema “Madre, enséñanos a construir la paz”, cientos de miles de jóvenes partieron caminando ayer al mediodía desde Liniers hacia Luján, en la edición número 43 de la Peregrinación Juvenil a Pie.

Salida. A las 12, los peregrinos partieron desde la Parroquia San Cayetano, en Liniers, con la imagen de la Virgen como guía.
Salida. A las 12, los peregrinos partieron desde la Parroquia San Cayetano, en Liniers, con la imagen de la Virgen como guía. Foto:TELAM

Con la imagen de la Virgen y el lema “Madre, enséñanos a construir la paz”, cientos de miles de jóvenes partieron caminando ayer al mediodía desde Liniers hacia Luján, en la edición número 43 de la Peregrinación Juvenil a Pie.

Cerca de las 12, desde la parroquia de San Cayetano, en Liniers, grupos de amigos, familias, colegios y parroquias de distintos puntos del país iniciaron el recorrido de los 60 kilómetros que los separan de la Basílica de Luján, donde hoy a las 7 de la mañana el cardenal Mario Poli culminará la peregrinación con una ceremonia. Allí, además, se entronizará la imagen del santo Cura Brochero, que realizaron en el taller de escultura del Centro Juvenil de la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, de la Villa 21, en Barracas.

Este año, la imagen de la Virgen llevaba flores blancas, ya que se reza por la paz, y una rosa negra por las víctimas de los desastres naturales.

A lo largo del camino se fueron sumando quienes partieron desde otros puntos del Conurbano, donde se vieron muchos grupos con pecheras de distintos colores para identificarlos, e incluso carteles para pedir por la aparición de Santiago Maldonado.

Entre los peregrinos se mezclan quienes caminan por primera vez, quienes lo hacen cada año, quienes van con una intención y quienes no. “Vengo con mi nieta de 10 años, después de veinte años vuelvo a peregrinar y la motivación es ella, que viene por primera vez”, decía a Télam Ana, una enfermera que llegó de Gualeguaychú para ir a pie a Luján.

Cerca de las 16, ya por Moreno, algunos empezaban a sentir el cansancio de las piernas. Pero los cánticos y el buen clima eran celebrados por todos. Los vecinos de los distintos puntos por donde pasa la peregrinación abren las puertas de sus casas para ofrecer sus baños a cambio de $ 10, e instalan parrillas en el camino para hacer comida y vender.

“El clima está muy bueno y hay mucha gente; como cada año la organización es muy buena, sólo faltaron más tachos de basura en el camino así la gente no tira las cosas a la calle”, contó Fernanda mientas caminaba a la altura de La Reja.

Como novedad, este año la provincia de Buenos Aires desarrolló una app, LaPereLujan, con información como mapas del recorrido y accesos a puestos de la Cruz Roja.

Desde la organización informaron que hubo sesenta puestos sanitarios con más de cinco mil voluntarios de parroquias, organizaciones sociales, la Cruz Roja y Aysa, que dispuso camiones con agua.



agencias/ Josefina Hagelstrom