SOCIEDAD


Claves de la degustación

PERFIL COMPLETO

El fernet es un tónico digestivo que se adaptó al consumo social, y las formas de tomarlo cambian respecto de la marca y los gustos personales. A la hora de catarlo no sólo buscamos su sabor, sino su aroma, que es fundamental. El gusto siempre es dulce, amargo o picante. Primero se busca su perfil: si es especiado, herbáceo o torrado. Esto es el factor de identidad del fernet. No todos los fernets se parecen: son distintos blends de botánicos, hierbas, especias y raíces, que se conjugan para darle una forma particular.
El siguiente paso es cómo atraviesa la boca, su complejidad y cómo perdura allí. También, la agresividad o no en la presencia del alcohol. Buscamos cómo se integran sus sabores, la complejidad de sus hierbas, intentamos comprender el amargor. Al ser un bitter, siempre va a ser amargo. La idea es que no sea invasivo y que invite a seguir tomando.
La tomabilidad también depende de si se bebe con pomelo, con Coca, con soda o solo: eso siempre modifica su sabor.
La cuestión de que un fernet sea bueno o malo es compleja; depende de la calidad de sus hierbas y, sobre todo, de la calidad del alcohol y de su tiempo de estacionamiento y crianza.

*Sommelier, bartender y juez en la Cata de Fernets de 2015.



Marcos Francisca