SOCIEDAD CADENA DE FAVORES

Colectas, donaciones y shows para ayudar a los platenses

Las muertes y los afectados conmovieron al país que, movilizado, contribuye con una inédita solidaridad.

Como un abrazo gigante, miles de personas se movilizan y pasan en un mano a mano interminable bolsas con ropa, alimentos y frazadas para intentar paliar el desastre que causó el temporal. Una gigantesca movida solidaria se generó ante la dramática situación que sacudió al país. Organismos nacionales, provinciales y municipales junto con agrupaciones políticas y sociales y miles de voluntarios trabajan para ayudar a los damnificados. Ayer, incluso la Cámara de Diputado de Nación decidió donar $300 mil.
Una de las agrupaciones que colaboran es Fundación Sí, que ya envió más de sesenta camiones con donaciones. “Trabajamos arduamente en la clasificación de lo que se envía. Luego organizamos los envíos según las necesidades”, explica Manuel Blanco, responsable de la fundación.

Ante la gran predisposición y el interés social se organizó a través de internet una forma de donar desde cualquier parte del país. Desde Groupon, por ejemplo, se puede comprar un cupón de $ 20 que equivale a un pack de alimentos para que sean distribuidos entre las personas que se vieron afectados por el temporal. “Siete mil las personas que compraron el cupón y el número crece”, celebra Blanco, que estuvo presente en otros operativos solidarios y define el actual como “más heterogéneo” por la gran cantidad de jóvenes presentes. “Lo que vivimos con este temporal me recuerda a lo vivido en la inundación en Santa Fe en 2003 o incluso el terremoto de Chile. La gente está más comprometida y exige transparencia en la repartición de las donaciones. Está activa y acompaña más a los voluntarios para certificar la ayuda”, explica Blanco y coincide Florencia Drucker, integrante de la asociación Un techo para mi país.
“Es la movida solidaria más grande que vi. La gente da todo lo que tiene. Lo puedo comparar con lo que se vivió con el alud en Tartagal”, explica Drucker, que además opina que “el impacto del desastre se debe a que golpeó a una ciudad, a la clase media, no sólo a los asentamientos, donde las condiciones ya son malas de por sí para una tormenta”.

También miles de voluntarios de Cáritas colaboran en reunir donaciones en las distintas parroquias y capillas. “Estamos repartiendo muchas cosas en asentamientos como Villa Argüello y Villa Elvira, donde no cuentan con tanta ayuda. El daño fue grande pero sabemos que hoy la mejor caricia para todos es la solidaridad”, explica el padre Eduardo Lorenzo.
En diversos lugares se reciben donaciones para acercarles todo tipo de productos de primera necesidad a los afectados por la inundación; uno de los lugares es el Club Infantil General San Martín, ubicado en las calles 7 y 523, donde se encuentran voluntarios de la Cruz Roja Argentina. Desde el viernes iniciaron una colecta de ropa, colchones, agua, leche en polvo, pañales y alimentos no perecederos para ayudar a los vecinos de Tolosa, uno de los barrios más castigados por la tormenta. Además, en la Facultad de Periodismo de La Plata, en diagonal 113 y 63, se reunieron ayer más de tres mil jóvenes para colaborar con la clasificación de alimentos y ropa que luego se enviarán a distintos asentamientos.

Por su parte, la Fundación El Arte de Vivir se solidarizó con los damnificados por las inundaciones brindando ayuda espiritual en las zonas más afectadas y organizando colectas. También para incentivar la ayuda, el viernes la Red Solidaria estuvo en el Planetario en el show de Franz Ferdinand con un camión en el que recibieron donaciones. Ayer en Costanera Sur, en la previa del concierto de No te va gustar, los fans llevaron alimentos, y para hoy se espera que más shows musicales reciban colaboraciones (ver recuadro).

A la vez, en muchas escuelas e instituciones de la Capital y el Conurbano, vecinos y familias se movilizaron espontáneamente ofreciendo centralizar la recepción de donaciones, y no dan abasto para repartir todo lo que juntaron.



Gisela Nicosia