SOCIEDAD

Cómo fue la primera audiencia del juicio oral por la tragedia de Once

Los familiares tienen la esperanza de una condena ejemplar. Jaime y Schiavi se mostraron tranquilos. Qué pasó durante el almuerzo. Galería de imágenes. 

Foto:DyN

A las 11.35 de la mañana y con gran convocatoria por parte de los familiares y amigos de las víctimas de la Tragedia de Once, a pesar de la renuncia de dos querellas, comenzó el juicio oral y público por el choque que dejó un saldo de 51 muertos y más de 700 heridos y que tiene como principales imputados a Ricardo Jaime, Juan Pablo Schiavi, los hermanos Cirigliano y el motorman Marcos Córdoba, entre otros.

La primera audiencia llega dos años y un mes después de ocurrido el accidente, lo que se considera tiempo récord teniendo en cuenta la lentitud de la Justicia.

Media hora después de lo previsto, los magistrados del Tribunal Oral Federal N°2 integrado por Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Tassara, Jorge Gorini y Ana D'Alessio dieron lectura de los escritos de las dos querellas que a últimas horas de ayer decidieron abandonar el juicio tras haber hecho un acuerdo económico con TBA.

Ambas, estaban integradas por los abogados, María del Carmen Verdú y Marcelo Parrilli por un lado, y Miguel Angel Arce Aggeo por otro. Inmediatamente se dio lectura del requerimiento de elevación a juicio oral y el auto de elevación de los 29 imputados.

En el subsuelo del salón, más de cien familiares mantuvieron en alto el característico cartel de “JU5T1CIA” con el que simbolizaron a la tragedia.

Delia de Zanotti, mamá de Pablo de 35 años quien murió en el fatídico accidente, lo recordó con esperanza. “Llegamos acá con mucho dolor, pero con la esperanza de que todos los responsables vayan presos. Por ahora la Justicia fue rápida, esperemos que también sea justa”, dijo entre lágrimas.

“Estamos aquí en este día por el que trabajamos desde que la desgracia y la tragedia nos cambió la vida para siempre. Esperamos que se haga justicia. Tenemos una tranquilidad muy grande de saber que hicimos las cosas bien” dijo a este portal Paolo Menghini y agregó: ”No deja de ser profundamente doloroso enfrentarnos a metros de los acusados, de los culpables de la corrupción y codicia que hizo que nuestros familiares no estén más con nosotros”.

Esa es la imagen que se representaba en Comodoro Py: de un lado, en tres perfectas filas, los 29 acusados. Del otro, separados por un vidrio, los cientos de familiares que exigen justicia.

Más de 15 abogados defienden a los 29 imputados por la causa. Junto a ellos, se sentó el motorman acusado del delito de estrago culposo que prevé penas de hasta cinco años de prisión.

En las dos filas siguientes, se sentaron los 28 restantes, con la mirada al frente y sin siquiera querer espiar qué es lo que sucedía detrás de ellos.

A las 13:30 los magistrados llamaron a un cuarto intermedio para almorzar y reanudar la audiencia a las 15.

El almuerzo. El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime eligió el restaurante del 9° piso del tribunal para esperar la reanudación del juicio.Pero, inesperadamente, algunos familiares de las víctimas se acercaron al ex funcionario y le hicieron entrega de un cartel con el logo de “JU5T1CIA”.

Todo transcurrió en total tranquilidad. María Luján Rey y Mónica Graciela Bottega retrataron en el momento. “¿Comer en el mismo lugar? inverosímil. Publicó la mamá de Lucas Menghini Rey en su cuenta de Twitter acompañada de una foto de Jaime.

Qué pasa con las querellas. A pocas horas de comenzar el juicio oral, dos de las cuatro querellas presentaron un escrito donde desistían del juicio luego de que sus defendidos arreglaran un acuerdo económico con TBA.

Los defensores de la empresa, quisieron hacer lo mismo con la querella de Gregorio Dalbón, quien tiene a su cargo la defensa de 17 familias de personas fallecidas y más de 300 heridos, pero por ahora, no lo lograron.

“Bajo ninguna circunstancia voy a dejar la querella. Estamos en la búsqueda de la verdad. Las pericias están todas fundamentadas, no sólo por nosotros sino por los peritos”, dijo Dalbón a Perfil.com. “Consideramos a Marcos Córdoba como el responsable de esta tragedia ya que fue él quien no frenó la formación”, señaló.

En tanto, la otra querella que queda vigente y que según informaron no se darán de baja es la que representa a Paolo Menghini y María Luján Rey, papás de Lucas junto con otros seis familiares. Este grupo está representado por Leonardo Menghini y Leila Leiva. Esta parte, pone el foco de la responsabilidad en la administración fraudulenta y la asociación ilícita entre los empresarios y el Gobierno Nacional.

Como sigue. Durante el proceso, la Justicia intentará determinar que fue lo que sucedió con los dos millones de pesos que recibió TBA en consignación de subsidios del Estado entre los años 2003 y 2010, por los cuales se los acusa a los ex funcionarios.

A partir de una meticulosa investigación que realizaron el juez Claudio Bonadío y el fiscal Federico Delgado, se descubrió que varios millones de pesos que debían ser destinados para el mantenimiento del sistema ferroviario, jamás llegó a ese destino.

Según la investigación, Claudio Cirigliano utilizó una tarjeta de TBA de la que gastó medio millón de pesos en joyas, viajes y artículos de lujo personal.

El juicio se desarrollará a lo largo de un año, todos los lunes y martes y contará con el testimonio de 380 testigos.

(*) Especial para Perfil.com| en Twitter: @bgcrespo



Bárbara Garcia Crespo (*)