SOCIEDAD LA MENOR DECLARARA EN CAMARA GESELL

Cómo fueron las horas que Magalí pasó en La Cava

La familia del detenido, David Benítez, asegura que la chica quiso quedarse a dormir allí y que les “dijo a todos que tenía 17”.

Foto:Cedoc Perfil

Mientras los padres de Magalí Hermida se someten a una terapia psicológica, el fiscal Marcelo Fuenzalida reconstruye los pasos de la nena de 12 años que desapareció el martes de su casa de San Isidro y fue hallada el miércoles junto a hombre, en una parada de colectivos, ubicada en inmediaciones de Villa La Cava.

Pese que aún no declaró en Cámara Gesell, trascendieron algunos detalles de la versión preliminar que Magalí dio a la Justicia sobre las 17 horas que estuvo desaparecida. La menor dijo que llamó a sus padres porque se sentía angustiada y que salió a caminar hasta llegar al barrio de Beccar, ubicado a pocas cuadras de su casa. Según contó, se quedó allí sentada llorando y se le acercó una chica que resultó ser la prima de David Benitez, el único detenido que tiene la causa. El joven se unió a la conversación y fueron a caminar por el barrio, compraron comida y, luego, la invitó a cenar a su casa. Después de comer, Magalí también habría accedido a quedarse a dormir. Al día siguiente, desayunaron y Benitez la invitó a salir. Cuando iban a subir a un colectivo, una vecina reconoció a la nena y avisó a la policía.

Benitez fue detenido e imputado por abuso sexual con acceso carnal. En la indagatoria, el joven reconoció haber mantenido relaciones sexuales con la menor y dijo que pensaba que tenía 17 años y no 12. Ayer, su tía -de nombre Carolina- dio más detalles de lo que habría ocurrido: “A las 10 y media de la noche mi sobrina, que no tiene mamá y vive con el tío, salió a comprar y la encontró a Magalí arriba de un tronco llorando. Le preguntó qué le pasaba, hablaron y la piba confió y entró con mi sobrina a la casa”, dijo la mujer. “Empezó a contar que tuvo problemas con el padrastro, que discutió con él y que por eso se había ido de la casa. Dijo que el padrastro no la dejaba salir, que le sacaron la compu y que no le dejaban comunicarse con gente. Contó que eran estrictos, dijo el colegio privado al que iba, que es de plata, que su papá y mamá son abogados, que jugaba al hockey, y la piba tomó confianza y se quedó a dormir con mi sobrina en la casa, que es menor de edad y está embarazada. Pero no sabían que era Magalí, que estaba desaparecida”, relató a la prensa la tía del detenido.

La madrastra de Benitez, llamada Zulma, también confirmó la versión del detenido. “Nos dijo a todos que tenía 17 años. O sea que el delito de David fue confiar en lo que decía la chica. Yo no la conocía, nadie la conocía de antes”. Micaela, hermanastra de Benitez, recordó el momento de la detención: “Estábamos en la parada yendo a Tecnópolis y me fui a cargar la SUBE. Ahí apareció mi hermana corriendo y me dijo que se lo llevaban a David. Antes de eso ellos estaban abrazados, a los besos y ella quería ir”.

La tía de Magalí dijo a la prensa que su sobrina “está triste y tratando de recuperarse. Nosotros como familia la acompañamos y no le hacemos preguntas. El día que ella considere que puede hablar lo hará”. La mujer no quiso responder a las declaraciones de la familia del detenido.



Cecilia Di Lodovico