SOCIEDAD

Cómo quedó después del temporal el barrio porteño que visitó CFK

Perfil.com recorrió el Mitre, en Saavedra, uno de los más afectados por las inundaciones. Evacuados, muertes y ratas.

Foto:Perfil.com

La tristeza y resignación se repite en cada rostro de las 1.500 familias que vive en el Barrio Mitre de Saavedra. Es que esta vez, el agua se llevó todo, incluso la vida de dos ancianas que murieron ahogadas en su propia casa. A última hora del miércoles, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner eligió al barrio lindero al Shopping Dot Buenos Aires para hacer su única recorrida porteña tras el temporal del martes.

"Vengo a ver qué les pasó con este desastre, no los voy a dejar solos", les prometió a un grupo de vecinos la primera mandataria que luego de una recorrida por las zonas afectadas de La Plata, llegó al norte de la Capital Federal acompañada por el legislador Juan Cabandié y militantes kirchneristas.

Pasaron 24 horas de uno de los peores temporales que vivió la Ciudad de Buenos Aires en los últimos años y la imagen sigue siendo desgarradora: en cada esquina se apilan muebles, colchones, ropa y hasta electrodomésticos que ya no sirven más.
 
Lamentablemente los vecinos del Barrio Mitre están acostumbrados a que cada vez que miran al cielo y ven que está nublado, no puedan descansar tranquilos porque en cuestión de minutos se les inunda la casa. Pero esta vez sorprendió a todos, no sólo porque eran las 4 de la mañana y más de la mitad de los vecinos estaba durmiendo, sino porque en apenas 10 minutos las calles se convirtieron en un río que llegó al 1,8 metro de altura.
 
“Nosotros estamos un poco acostumbrados, porque cada vez que llueve sabemos que se inunda. Por eso puse un fierro en la puerta para que no entre el agua de golpe, pero fue en vano”, contó Eduardo mientras sostenía una de las pocas cosas que le quedaban: un mate.
 
“Nosotros queremos sacar fuerza de donde no tenemos, queremos suavizar la situación pero no podemos, nos duele en el alma todo esto que conseguimos con años de trabajo”, agregó Eduardo quien vive con su mujer Liliana y su hija.
 
“La semana pasada habíamos hecho la compra del mes y, como siempre, guardamos todo en la heladera y en el freezer. Tuvimos que tirar todo”, relató Liliana también con lágrimas en los ojos.
 
El olor nauseabundo se repetía en cada habitación. Ratas y cucarachas caminaban por las veredas. El agua salía de las cloacas convirtiendo al barrio en un lugar insalubre
 
“Mi hijo tiene dos años, y desde que nació tiene problemas en los bronquios. Es muy indigante vivir así”, contó Ayelén.
 
“Nosotros ya estamos cansados. A una vecina casi se le muere la beba de cuatro meses, no sé todavía como pudieron sacarla por el techo. El tema del Dot fue un problema desde el primer momento que se instalaron ahí en 2009”, comentó con resignación Silvina García que vive con su maridos, sus dos hijos y sus suegros.
 
El shopping. Los vecinos afirman que la construcción del centro comercial y sus desagües desembocan directamente en las calles del barrio y que esa es la principal causa por la que se inunda el lugar.
 
“El Dot saca el agua de los garages con una bomba y viene directo para acá. Intentamos dialogar mil veces con la empresa y con el Gobierno de la Ciudad, pero no hubo caso, por eso nos organizamos y llamamos a un abogado, con quien pudimos iniciar una causa civil”, contó Eliana, una representante de los vecinos en el consorcio del barrio.
 
“Si bien la obra de desagüe la mandó a hacer el shopping, el Gobierno de la Ciudad fue el que la aprobó. Lo que nos decía el shopping es que ellos no lo pueden arreglar si la Ciudad no los autoriza y la Ciudad nos decia que era el Dot el que tenía que hacerse cargo”, agregó Eliana a Perfil.com
 
Frente a esta situación, el abogado Mariano Pribisky señaló que “los jueces resolvieron dictar una medida cautelar donde se le obligó al Gobierno de la Ciudad que en cinco días acredite la construcción de una obra provisoria, pero que según uno de los ingenieros hidráulicos de la ciudad, aliviaría las inundaciones o hasta podría, en caso de no ser temporales tan fuertes, hacer que no se inunde más”.
 
El abogado Pribisky explicó a este portal que “la obra se trata de unos piletones que puso el Dot en el área de estacionamiento, pero acompañada de toda una obra de cañería que es la que tiene que hacer el Gobierno de la Ciudad”. Según Pribisky, el Dot ya hizo su parte con los piletones, pero todavía estan esperando que la Ciudad haga la obra de cañería. "Hasta el día de hoy, aún con la orden judicial, no se terminó la obra”, denunció el abogado.
 
Los habitantes de Barrio Mitre señalaron que desde ayer tres patrulleros repletos de efectivos custodiaron la puerta del centro comercial para que ningún vecino se acercara. “En el Dot están atrincherados con la policía creyendo que vamos a rompeles todo, lo único que nos preocupa es nuestra casa, nuestra familia. Acá no entró ningún policía hasta que llegaron los funcionarios”, dijo Eduardo.
 
Según información del Gobierno de la Ciudad, la gente del programa Buenos Aires Presente ya atendió a más de 2.500 personas entre los que se encuentran 900 menores de edad. Además, desde el martes por la tarde una guardería y una escuela del barrio están funcionando como centros de evacuación y refugio para quienes necesiten comida, bebida y hasta incluso ropa limpia. 
 
“La solución no es que nos evacúen o que nos den agua y comida. Acá somos gente de trabajo que no nos estamos muriendo de hambre. Lo que nosotros queremos es que se solucione el problema de raíz, que es que no nos inundemos más”, relató Silvina García.
 
(*) Especial para Perfil.com.


Bárbara Garcia Crespo (*)