SOCIEDAD EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Con cascos ‘inteligentes’ buscan que los agentes labren más multas

Funcionan desde 2016 y hacen el 50% de las infracciones por mal estacionamiento. Saldrán a controlar por los barrios.

Cascos inteligentes
Cascos inteligentes Foto:Secretaria de Transporte GCBA

Autos en doble fila, tapando la salida de un garaje o en una parada de colectivos forman parte del paisaje cotidiano de las calles porteñas. Con más bicisendas y más restricciones, el estacionamiento en lugares prohibidos es la segunda causa por la cual los automovilistas reciben más multas de tránsito en la Ciudad, después del exceso de velocidad. Con casi 1.300.000 infracciones, las de mal estacionamiento representaron el 40% del total de multas labradas por los agentes de tránsito durante 2016.

El gobierno porteño sumó este mes diez cascos con cámaras a los catorce que ya recorrían desde julio pasado las calles y avenidas de Buenos Aires. Con esta incorporación se estima que se alcanzará un promedio de 134 mil infracciones mensuales a partir de este mes. Y el dato no es menor: casi el 50% de las infracciones por mal estacionamiento que se labraron durante el año pasado fueron registradas a través de esta tecnología. Se espera que para fines de este año, unos 38 cascos inteligentes sean utilizados por los agentes de tránsito.

Actualmente, el valor de una multa por mal estacionamiento va desde los $ 1.040 por dejar el auto en lugares prohibidos hasta los $ 2.080 por estacionar en alguna de las diferentes áreas peatonales que figuran en la Ciudad.

Cobertura. Según explicaron a PERFIL desde la Secretaría de Transporte porteña, la incorporación de más cámaras implicará un mayor radio de cobertura. Los trayectos que cubrirán los agentes serán más dinámicos y abarcarán zonas de la ciudad donde el mal estacionamiento es recurrente. Además, podrán regresar a puntos conflictivos y responder más rápidamente a denuncias o pedidos de vecinos. Las tres horas de filmación que permite cada casco son analizadas luego para labrar las multas correspondientes. Entre los barrios que se sumarán a estos controles están Caballito, Flores y Liniers. Además, aseguran que se pondrá mayor atención en los corredores de las avenidas centrales como Rivadavia, Santa Fe, Córdoba y Corrientes.

“Cuando se estaciona mal, por ejemplo, frente a una parada de colectivo, el transporte público deja de ser accesible. Lo mismo sucede en las rampas para personas con movilidad reducida. Es necesario controlar y corregir. La incorporación de cascos inteligentes posibilita un mejor ordenamiento del tránsito en todos los barrios de la Ciudad”, dijo Juan José Méndez, titular de ese organismo. “Se trata, en definitiva, de una tecnología que permite optimizar los controles en las calles y avenidas de la ciudad, donde circulan 1.800.000 autos por día, 37 mil taxis y cerca de 10 mil colectivos”, agregó el secretario de Transporte.

Si bien desde el Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam) ven con buenos ojos esta modalidad, sostienen que esta tecnología podría utilizarse para realizar otras multas. “Siempre son buenos los controles, y más si se hacen en forma dinámica. De todas maneras, entendemos que los cascos inteligentes podrían usarse además para multar las conductas viales que generan peligro durante la circulación”, dijo Fabián Pons, presidente de Ovilam.