SOCIEDAD FESTEJO

Con ritmo murguero, comenzaron los carnavales porteños

Comenzaron este fin de semana en distintos barrios. Con la mezcla del cante, el baile y la murga, desde el gobierno de la ciudad manifiestan que participarán  "un millón de vecinos en los corsos".  

Foto:Télam

Alrededor de 27 corsos conforman el escenario de los encuentros, que en los distintos barrios porteños, los vecinos junto a los 10.000 artistas populares, quienes llevan a cabo sus bailes junto al bombo con platillo y que mediante su cantos, critican a medios de comunicación, gobiernos y costumbres. 

En los distintos corsos aparecieron voces de solidaridad con la murga "Auténticos Reyes del Ritmo" de Bajo Flores, debido a la represión que sufrieron la semana pasada. Así, más de 100 agrupaciones manifestaron la alegría en las calles.

De esta manera, durante la noche del sábado, comenzaron los carnavales: las murgas se prepararan y el público espera con gran expectativa una fiesta que ya es tradicional. Las agrupaciones de carnaval fueron  declaradas patrimonio cultural de la ciudad en 1997.

"Comenzamos con la misma ansiedad de siempre, poniendo lo mejor y con la intención de que los vecinos salgan de su casa y sean parte de la fiesta", aseguró a Télam Carlos Díaz, director de la murga La Gloriosa de Boedo, organizadora del corso de Belgrano y Maza.. Además, manifestó:  "Es un corso familiar, que reúne cada noche unas 4.000 personas que se van renovando durante las 5 o 6 horas que dura la fiesta que venimos haciendo hace 18 años durante cuatro de las diez noches de festejos, porque el resto salimos con la murga a recorrer los corsos de otros barrios".

Reconoció que hay "cosas que se están haciendo desde la Comisión de Carnaval". Sin embargo, observó que los festejos se presentaron como "27 cortes en la ciudad, en vez de 27 corsos" y que desde la organización oficial "no se hace publicidad".

Anoche, nueve murgas desfilaron por el corso de La Gloriosa y una de ellas fue 'De Paso Cañazo', de Villa Soldati. "La murga critica y habla de lo que pasa en los barrios, de tristezas y alegrías", relató Gastón, uno de los cantantes de esa murga. Además, agregó: "Dar todo en carnaval es el sentido de la murga".

De acuerdo a la expectativa de la Comisión de Carnaval del área de Cultura de la Ciudad, este año los festejos reunirán "un millón de vecinos en los corsos".

En el escenario de Boedo y Carlos Calvo, una bandera decía: "Bajen las armas, aquí sólo hay pibes murgueando". También estuvo presenteel corso en Villa del Parque, entre los muchos que se distribuyen por los barrios de Almagro, Balvanera, Barracas, Liniers, Saavedra, Villa Urquiza, Villa Pueyrredón, Colegiales, Lugano, Flores, Abasto, Coghlan, Mataderos, Palermo, Pompeya, San Telmo y Villa Crespo.

En la esquina de Cuenca y Marcos Sastre, el corso organizado por la murga "los Pitucos" vio actuar a "Los Reyes del Movimiento" de Saavedra. "Nuestro baile es un baile de negros que traemos de una familia que vivía en el barrio de Saavedra, es nuestra identidad y la queremos mantener", expresó Daniel 'Pantera', director de la murga.
 



Redacción de Perfil.com