SOCIEDAD


Condenan a casi dos años en suspenso a artista que atacó a su expareja

La agresión ocurrió en 2013. Ella terminó con heridas en la cabeza, una fractura y golpes en todo el cuerpo. Él no irá a prisión.

“Volvi a bailar a los dos meses del hecho, eso me sacó a flote y me ayuda
“Volvi a bailar a los dos meses del hecho, eso me sacó a flote y me ayuda", confió.
Foto:Facebook

El 6 de junio de 2013, la reconocida bailaora de flamenco Alicia Fiuri sufrió una brutal golpiza por parte de su expareja, el percusionista Rafael González Amador. Hoy, a más de dos años del hecho, el agresor fue condenado a 1 año y 8 meses de prisión pero en suspenso.

En diálogo con Perfil.com sobre el fallo judicial, Fiuri sostuvo: “Siento que estoy cerrando una etapa de mucho dolor”. “Estoy con angustia y algunos problemas, tratando de que no interfieran en mi vida familiar, en mi amistad. Mi vida sentimental quedó totalmente anulada”, expresó.

“Lo conocí en el ambiente, y era encantador, yo estaba muy enamorada y no podía creer que me sucediera algo así, era una personalidad psicopática”, relató la artista.

El caso. La noche del 6 de junio de 2013, la bailaora decidió poner fin a la convivencia de seis meses con González Amador. “Yo le dije que quería separarme, que no quería vivir con alguien a quien le tuviera miedo, él se fue dos días antes. Se llevó la llave, cambié la cerradura y le preparé las cosas”, recordó. Habían acordado que él pasaría a buscar sus cosas por el departamento en el que habían vivido. Apareció a la madrugada y, al no poder entrar por sus propios medios, derribó la puerta.

El ataque fue tal que Fiuri debió ser atendida en un hospital. Recibió seis puntos de sutura en la frente, sufrió una fractura en su muñeca y contusiones en distintas partes del cuerpo. “La peor herida fue la de la cara y de la sien”, contó. “Me trompeaba y mi cabeza pegaba en el piso… Cuando me levantaba, me tiraba del pelo. Me arrancó el cuero cabelludo”, precisó la mujer. Llegó a apalearla con varas gitanas.

Cuando se conoció el hecho, la madre de Fiuri aseveró que las intenciones del hombre iban más allá de los golpes. "Fue directo a matarla", sentenció. "Si una persona de 100 kilos ingresa en la casa de una mujer de 60 y la agarra de los pelos para golpear su cabeza con el suelo, es porque fue directo a matarla", argumentó.

El juicio. La sentencia dictada por el titular del Juzgado Nacional Correccional N°7, Alejandro Litvack, fue leída el 29 de septiembre. “No estuve presente, me iba a hacer mal”, justificó Fiuri.

Cuando compara su experiencia con los casos de violencia de género que toman estado público, la mujer exclama: “De la que me salvé.

Si bien la pena asignada a González Amador no es de cumplimiento efectivo, la bailarina destacó el efecto que tuvo en su entorno: “La condena social es más fuerte que la condena de la justicia. Él está muy mal visto como persona”. 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Alicia Fiuri
  • Rafael González Amador
  • Violencia de género
  • Ni una menos