SOCIEDAD PORQUERíAS ARGENTINAS

Conozca el nuevo truco de la mafia de los taxis en Retiro

Ahora el invento es el de "los billetes nuevos". Si tiene parientes que deban pasar por la terminal de ómnibus, sobre todo muy mayores, adviértales sobre estos delincuentes.

Foto:Cedoc
Las historias sobre maniobras delictivas de taxistas en las principales terminales llenarían las páginas de varias guías telefónicas. Mezclados entre el grueso de trabajadores, honestos, hay un histórico grupo de delincuentes dedicados a estafar a pasajeros, simples ladrones al volante. Y el último truco que han inventado es el de "los billetes nuevos". Entérese entonces de cómo es esta nueva modalidad, para advertir a familiares mayores que deban viajar a Retiro de lo que puede esperarlos si caen en manos de estos delincuentes.

Todo comienza cuando un señor muy amable se acerca a los viajeros que acaban de bajar de los micros, preferentemente mayores de 60 o los que den la mayor sensación de estar encandilados con las luces de la gran ciudad. Así los conduce hasta una cola que no es la que todos hacen.

Allí los espera el segundo eslabón de la organización delictiva: un taxista que a los pocos metros de viaje le pregunta a los pasajeros "si tienen billetes nuevos, los que dicen RA arriba". Ante la sorpresa de los pasajeros, el taxista pregunta:  "¿No saben que cambiaron los billetes?".


Cómo los pasajeros no saben si sus billetes "son de los nuevos", se los dan al taxista para que los mire, y en un rápido movimiento este se los cambia por falsos.


Si el pasajero no quiere entregar sus billetes, el engaño tiene un "plan B": enojado, el chofer los obliga a bajar y les dice que tomen otro taxi. Cuando los azorados viajeros suben al siguiente... ¡también es de la mafia!. Conmocionado ante el nuevo reclamo de billetes nuevos el pasajero siente que estuvo viviendo en Marte durante una semana y no se enteró de la primera medida del ministro Fernández.

En tanto, el taxista insiste: "No se enteraron que hoy hay una manifestación de bancarios en Plaza de Mayo para reclamar por el tema de los billetes nuevos". Si después de esto el pasajero sigue sin meter la mano en la billetera para entregar los billetes, estará preparado para enfrentarse con la verdad. Será cuando se suban conmocionados al tercer taxi en 10 minutos. El pasajero pedirá, por favor, si lo puede llevar aunque tenga billetes viejos. El taxista contestará: "¡Ah! A usted lo agarraron los taxistas de Retiro. Están de 7 a 10 de la mañana y después se van...". Como siempre con los cuentos del tío: todos lo saben pero nadie hace nada.


Redacción de Perfil.com