SOCIEDAD SEGUNDO DÍA


Continúa el paro en la línea 60 de colectivos

Choferes reclaman mayores medidas de seguridad en la empresa luego de la muerte del operario, ocurrida en la terminal de Barracas.

Línea 60 de colectivos.
Línea 60 de colectivos.
Foto:DyN
Choferes de colectivos de la línea 60 continuaban hoy con el paro de actividades en reclamo de mayores medidas de seguridad en la empresa tras la muerte de un mecánico, ocurrida en la terminal de la compañía en Barracas.

Delegados sindicales alertaron además, que hasta después del mediodía no habían recibido comunicaciones ni de la empresa, ni del Gobierno u organismos de control, por lo que decidieron seguir con su estado de "asamblea permanente" y sin operar las unidades. En ese marco, el representante Javier Esponda señaló que los trabajadores están "consternados con lo que pasó". 

Al mismo tiempo advirtió que ya habían denunciado sobre el peligro de los elevadores y destacó que el empleado fallecido, Daniel Ramallo, "era un compañero de fierro, tenía tres hijos, uno recién nacido, y hace 18 años trabajaba acá", según consignó la agencia DyN.

El mecánico perdió la vida el viernes luego de ser aplastado por una unidad cuando realizaba tareas de reparación, por lo que los trabajadores de inmediato iniciaron un paro y se declararon en estado de "asamblea permanente".

Los choferes de la línea 60 indicaron en un comunicado que "desde que el grupo Dota mudó la cabecera a la nueva terminal del barrio de Barracas, los trabajadores venimos denunciando que los elevadores neumáticos no cumplían con las garantías mínimas de seguridad" y que pese a las advertencias "la parte empresaria no tomó cartas en el asunto".

En el mismo contexto, otro de los delegados, Néstor Marcolín advirtió que lo que pasó "es un crimen, otra vez un asesinato de un trabajador" y denunció "negligencia de la empresa, la ART y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo" y pidió "a los pasajeros que entiendan que los organismos hacen caso omiso a las advertencias de los trabajadores y lo pagamos con la vida". Para reanudar el servicio, solicitó "garantías" tanto al Ministerio de Trabajo como al Gobierno. 

El paro afectó a los servicios de todos los ramales de la línea 60 que recorre más de cien kilómetros a diario entre el barrio porteño de Constitución y las ciudades bonaerenses de Escobar y Tigre.