SOCIEDAD PINTADOS POR ARTISTAS LOCALES

Crearán circuitos de arte urbano en los barrios para atraer a turistas

El primero, que se inaugura hoy, está ubicado en la zona del Bajo Belgrano. Los vecinos se suman a la iniciativa y prestan sus paredes.

Arte callejero. Las fachadas de las casas y algunos portones de la zona de Bajo Belgrano explotan de color gracias a la intervención de los artistas argentinos del grupo Estilo Libre.
Arte callejero. Las fachadas de las casas y algunos portones de la zona de Bajo Belgrano explotan de color gracias a la intervención de los artistas argentinos del grupo Estilo Libre. Foto:Gza GCBA

Un perro de chaleco y moñito. Una puerta en medio de un cielo cubierto de nubes. Coloridos papagayos y tucanes que se mezclan con indígenas en un paisaje de selva tropical. Desde hoy los vecinos y quienes paseen por la zona del Bajo Belgrano que une el Barrio Chino con el área de restaurantes y bares ubicados entre La Pampa, Monroe, Figueroa Alcorta y Libertador se encontrarán con un nuevo circuito de Street Art que se suma a la Ciudad.

El proyecto forma parte de un plan del gobierno porteño que busca impulsar el desarrollo turístico en ciertos barrios a partir de la creación de circuitos “gastro-culturales”, por medio de la intervención artística en muros y paredes.

Caballito, Flores y Parque Patricios, serán algunos de los barrios donde se implementará esta propuesta denominada UrBAna (ver mapa aparte). “Vamos a conectar puntos turísticos de cada barrio a través de intervenciones artísticas, sin perder la esencia del lugar”, asegura Veby Martínez, coordinadora de Proyectos Especiales del Ministerio de Cultura porteña, a cargo del programa. También participan las direcciones de BA Joven y Buenos Aires Gastronómica.

“La idea es pintar uno o dos murales por cuadra para que ambos puntos turísticos se unan y no se forme una galería de murales. Apuntamos a que cada barrio tenga su oferta cultural”, agrega. Una vez finalizadas las tareas la idea es que esas zonas se conviertan en un punto de paso del bus turístico porteño. Así se podría llegar a aumentar las visitas en esas áreas con unas 60 mil personas al año.

Experiencia exitosa. El caso del Barrio Chino fue el primero de este proyecto. Se pintaron treinta murales, que comenzaron a intervenirse a mediados de octubre. Los trabajos fueron realizados por los muralistas argentinos, agrupados en Estilo Libre, una organización que promueve la cultura del arte en las calles como herramienta de inclusión y transformación social.

Como el plan busca revitalizar ciertas áreas de la Ciudad, las paredes a intervenir fueron elegidas de acuerdo a su estado de abandono o pintadas.

Según explica Martínez la recepción de los vecinos del barrio fue muy satisfactoria. “Los vecinos participaron eligiendo los motivos que querían tener en sus paredes. A medida que se fueron enterando de la movida, venían a ofrecernos sus fachadas. Se integraron mucho con nosotros”, explicó la funcionaria porteña.

Luego de la inauguración de este primer circuito, el, próximo paso tendrá lugar durante el mes de febrero en el barrio de Almagro. En este caso se intervendrán los muros cercanos al polígono gastronómico que existe entre las avenidas Díaz Vélez, Córdoba, Pueyrredón y la calle Yatay. “En este caso el eje será la calle Guardia Vieja. Intervendremos algunas transversales también”, puntualizó Martínez.

Durante meses siguientes también se generarán circuitos “gastroculturales” en los barrios de Agronomía, Villa Crespo, Chacarita, Devoto y Caballito. Para dentro de un año, el plan es sumar a este proyecto a Parque Patricios y potenciar la zona sur de la Ciudad. En este caso se sumarán pintadas de arte urbano en el polígono delimitado por las avenidas Jujuy, Garay, Sánchez de Loria y Uspallata. “Apuntamos a potenciar el polo gastronómico, que si bien es pequeño por ahora, se está formando a partir de la llegada de la Jefatura de Gobierno. Además en la zona hay muy buenas paredes para intervenir”, señaló Martínez.



Claudio Corsalini