SOCIEDAD ALTERNATIVAS PARA SALIR DEL ASADO Y LA MILANESA

Crecen las “giras gourmet” en bares y restaurantes porteños

Proponen circuitos temáticos: de tragos, de comida italiana o con algún ingrediente especial.

Foto:Gentileza Grupo Cepas

Buenos Aires está cada vez más gourmet. Con tours gastronómicos por bares y restaurantes, en busca de nuevos platos y aperitivos, y semanas dedicadas a la cocina de un país o un producto determinado, la ciudad se suma al movimiento mundial donde los protagonistas son los aficionados por el mundo culinario –que ahora se reconocen como “foodies”–. Así, en una misma noche, una persona puede comer en tres locales distintos, recorrer las barras, o asistir a restaurantes del mejor nivel que durante una semana abren sus puertas con menúes fijos y precios accesibles.

“La comida es un atractivo para el turismo y el entretenimiento, y por eso, trabajamos en contenidos que puedan ser de interés para todo el público”, explica el crítico gastronómico Pietro Sorba, que desde el año pasado organiza la Semana de la Cocina Italiana. Para él, la presencia de ferias y recorridos de este tipo “son un momento de celebración para los restaurantes, y una oportunidad para que el público los recuerde, los vuelva a recorrer, y conozca lugares nuevos. Así se revitaliza todo el circuito”, dice.

 Y si antes la salida ideal era comer afuera e ir al cine o el teatro, hoy muchos eligen pasear por ferias de gastronomía, como un nuevo programa. “Es un movimiento que no para”, agrega Sorba, que para la semana de la cocina italiana (que empieza el próximo viernes), invita a participar a casi  cincuenta restaurantes y grandes chefs argentinos, que comparten menúes, y brindan talleres de platos típicos de ese país.

Ayer empezó la Semana del Hot Pastrami, de la que participan casi veinte restaurantes con menúes fijos, donde es obligatoria la presencia del pastrón, emblema de la cocina judía. “La gastronomía argentina está en auge, y la gente se anima a probar cosas más gourmet, dejando de lado la parrilla, que a la vez se profesionaliza más”, dice Luciano Grimaldi, a cargo de la cocina de Club 31. Para él estos festivales responden a un desarrollo de la gastronomía en América, donde también son referentes ciudades como San Pablo y Lima; y a la creación de asociaciones de cocineros jóvenes, como GAJO, que “difunden y reivindican la gastronomía argentina”, afirma.

Lo mismo cree Javier Alonso, presidente de la Cámara de Confiterías, quien afirma que “en Buenos Aires se come bien y se disfruta”. Hace seis años que organizan la Semana de la Pastelería (del 2 al 8 de junio), para revalorizar lo artesanal. “Hoy la gente sabe cuánto porcentaje de cacao hay en un chocolate amargo, si un dulce está hecho con crema artificial, o si una mermelada es natural. Aprenden y a eso apuntamos”, dice. En esta edición, la estrella son los cuadrados o monotortas, que permiten probar una variedad de sabores sin culpa. “La idea es darte un gusto, y si vas a pecar, pecá bien”, dice, entre risas.

Pero la oferta no termina ahí. Para los amantes de los buenos cócteles están los aperitours como los que organiza el Grupo Campari, con recorridos por distintos bares donde pueden probarse los tragos de los mejores bartenders; o la segunda edición del Gancia Tour d’Italia, que incluye happy hours con cócteles y shows en vivo. “Hoy  todos los restaurantes piensan en su oferta de coctelería, y los bares están cada vez más atentos a su propuesta gastronómica”, explica Mariano Maldonado, director de Marketing del Grupo Campari, como respuesta a una tendencia cada vez más afianzada. “Hay muchos factores que hacen que las cosas se establezcan y perduren, y lo que hay ahora es una vuelta a lo clásico, tomar cócteles en la barra, charlando con los barmans, que se visten con tiradores, como antes”, agrega. A los tours, sumaron también el concurso MAPA, donde los participantes preparan sus tragos, en base a una historia. El año pasado participaron más de 300 personas. Este año, el desafío recorrerá el país en busca de aperitivos que acompañen los platos típicos de cada lugar.

 

Buenos Aires Food Week

El mes pasado, 25 mil personas participaron de una nueva edición de Buenos Aires Food Week, en la que los mejores restaurantes de la ciudad ofrecen menús fijos con descuento, que los acercan a un público más masivo. De la primera edición, que fue el año pasado, participaron 25 restaurantes. Para la segunda, ya eran cuarenta. Y en todo el 2013 participaron 37 mil personas.

“Estos eventos son exitosos porque en los últimos años todo lo gourmet es exitoso. La gente conoce más de comida y bebidas y está más abierta a probar cosas, fuera del asado o las milanesas”, dice Marina Ponzi, de la agencia Fuudies, y una de las responsables de la Buenos Aires Food Week. “Todos los eventos buscan que la gente se anime a probar cosas nuevas ”, agrega.



Josefina Hagelstrom