SOCIEDAD


Crimen de Agustín | Para Bullrich, "el único garante de la vida de este chico era la escuela"

Dos profesoras fueron separadas por “no alertar” un caso de violencia familiar, que terminó en el asesinato de un menor. 

Agustín, de 5 años, era golpeado regularmente por su padrastro. La Ciudad apartó a las docentes por no
Agustín, de 5 años, era golpeado regularmente por su padrastro. La Ciudad apartó a las docentes por no "alertar" la situación.
Foto:Cedoc

Cinco días después del asesinato de Agustín Marrero, el niño de 5 años que fue atacado a golpes por su padrastro, el ministro de Educación porteño Esteban Bullrich decidió apartar de su cargo a la docente a cargo del menor y a la directora del jardín de infantes al que concurría por “no alertar” la situación de violencia familiar. Los gremios, en contra de la medida, ratificaron un paro de 24 horas para el miércoles.

El funcionario repasó que el cuerpo docente "tuvo tres episodios registrados en la escuela donde llegó golpeado" y "solo uno de ellos está justificado con un certificado de un dentista porque llegó sin los dientes".

"En ningún momento el equipo directivo ni docente del jardín dio aviso a los equipos de apoyo para que no se llegue a esta situación extrema, por ende la situación continuó y en un momento la golpiza llevó a la muerte del chico", afirmó. 

Bullrich sostuvo que "el protocolo dice que ante la mínima sospecha hay que avisar porque es usual en estos casos, en que hay una relación enferma entre la pareja de padres" que la familia no revele la situación de violencia.

"El padrastro lo mató con complicidad de la madre en el sentido de que la madre en cada uno de estos episodios decía que habían sido los primos, que había sido en un McDonald's, que había sido en distintos lugares que se había golpeado", detalló.

Bullrich decidió que la maestra y la directora el Jardín de Infantes Común N° 2 Distrito Escolar N° 12 fueron "separadas transitoriamente del cargo con goce de sueldo" y aseguró que "no es una sanción porque se inició el sumario y no se terminó".

Consultado sobre la responsabilidad que pesa sobre las docentes, a quienes el gobierno de la Ciudad acusa de no haber informado sobre los golpes que desembocaron en la muerte del niño, el ministro señaló que "la única defensa, el único garante de la vida de este chico era la escuela".

Los gremios docentes UTE, Sedeba, Camyp y Ademys  convocaron a un paro de 24 horas para el miércoles. Reclaman "justicia por Agustín y todos los niños víctimas de violencia,apoyo a las maestras del Jardín de Infantes N°2 y su inmediata restitución a los cargos de donde fueron separadas".

Alejandra Bellini, una de las docentes que fue apartada de su cargo, defendió la actuación del jardín, al asegurar que "no hubo nada" que los "pusiera en alerta" para prevenir el crimen. 

“En todas las situaciones, tres episodios, la mama justificó con certificado médico y firmó las actas. No hubo presunción de que tuviera una situación familiar violenta”, explicó, para diferenciarse así de la versión del ministro.

La situación culminó de la peor forma. Agustín falleció el 9 de junio, tras una dura golpiza. La autopsia reveló que los traumatismos le habían provocado un estallido del hígado. El único detenido por el hecho fue identificado como Leandro Osvaldo Sarli, de 33 años y padrastro del menor.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Crimen de Agustín
  • Violencia familiar
  • Educación
  • Escuela