SOCIEDAD PROGRAMA PILOTO EN SAN ISIDRO

Darán meditación a chicos para reducir violencia en escuelas

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Combatir el estrés, reducir la ansiedad y encontrar una alternativa a las reacciones violentas de los chicos. Con esos objetivos, el municipio de San Isidro implementará en los próximos meses un programa de meditación y relajación en los últimos grados de primaria de colegios de ese distrito.
El proyecto está coordinado por el servicio de Medicina del Estrés del Hospital Central Municipal de San Isidro, dirigido por Daniel López Rosetti, y será la primera vez que se incorporen estas técnicas para intentar disminuir la violencia escolar.

“Consiste en una práctica de relajación psicofísica con foco en el proceso respiratorio, que ya se ha probado en las grandes ciudades del mundo y obtuvo buenos resultados. Está probado que sirve para reducir las tensiones y también para mejorar las facultades cognitivas de los chicos”, señala a PERFIL el jefe del servicio de Medicina del Estrés que lleva adelante la iniciativa. “Se trata de buscar una alternativa a las conductas violentas. El chico se da un espacio de tiempo en vez de reaccionar con ira. En el fondo, es un entrenamiento para la paz”, aclara el profesional.
En este momento, el programa está en desarrollo bajo la supervisión del hospital, donde ahora están seleccionando y capacitando a docentes para llevar el programa a las aulas. Las pruebas piloto comenzarían en dos meses, en seis colegios públicos de San Isidro, con chicos de último año del primario y de distinto nivel socioeconómico.
“Los alumnos reconocen al maestro como autoridad directa, por eso ellos serán los instructores. En esta primera experiencia, durante un mes, el docente instruirá a los chicos durante cinco minutos todas las mañanas en la técnica de relajación psicofísica”, explica López Rosetti. Al mismo tiempo, se les propondrá a los alumnos realizar el ejercicio una o dos veces por día en sus casas. El proyecto también fue presentado en Scholas Ocurrentes, la red mundial que impulsa el papa Francisco para las experiencias novedosas en escuelas.

En pacientes. Actualmente, algunas de estas técnicas ya se implementan en el Hospital Central de San Isidro. Pacientes derivados de todas las áreas practican un programa de una hora y media, con 15 minutos de meditación. Según el médico, el estrés altera las variantes biológicas de las personas, como el ritmo cardíaco. “Con esto estamos logrando reducir el uso de psicofármacos. Es por eso que están viniendo a capacitarse profesionales de otros hospitales”, indica.

 

Técnicas para sobrellevar el encierro

También en las cárceles del país se han realizado experiencias de meditación, que algunos detenidos reconocen como una ayuda efectiva para sobrellevar las condenas. La Fundación El Arte de Vivir tiene un convenio firmado con el Ministerio de Justicia para llevar adelante técnicas de relajación y respiración con los detenidos, en cárceles del Servicio Penitenciario Federal. Según autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense, más de 5.200 detenidos han realizado estos cursos y otros programas de este tipo que se desarrollan en el penal. A la vez, destacan que esas disciplinas tienen efectos concretos en la disminución de las conductas violentas y que reducen las peleas dentro de los centros de detención.



Rosalía Draletti