SOCIEDAD ALLI FUNCIONAN DOS FACULTADES Y UNA SEDE DEL CBC

De los proyectos truncados de Frondizi a la renovación actual

La Ciudad Universitaria se formó en la década del 50, durante la gestión del rector de la UBA Risieri Frondizi, que consiguió el predio ganado al Río de la Plata, donde actualmente está ubicado el campus, en Núñez. En un primer momento, la idea fue que allí se albergara a todas las facultades de la UBA, pero ese proyecto quedó inconcluso y ahora funcionan allí las facultades de Ciencias Exactas y Naturales; de Arquitectura, Diseño y Urbanismo; y una sede del Ciclo Básico Común (CBC), distribuidos en tres pabellones. La ubicación poco estratégica respecto del resto de la ciudad y su difícil acceso fue una de las contras que hicieron truncar el proyecto, ya que no contar con el suficiente transporte público imposibilitaría la llegada de los miles de alumnos, docentes y no docentes de las 13 facultades de la UBA, que hoy suman más de 400 mil personas.
Al día de hoy tampoco hay un subte que llegue, y recién ahora se está construyendo una estación de tren a la altura del predio, un reclamo que lleva al menos tres décadas. También existió un proyecto para construir un cuarto pabellón y trasladar allí la Facultad de Psicología, pero también se frenó y ahora hay un estacionamiento.
“La UBA tiene muchas ciudades universitarias, en Plaza Houssay, por ejemplo, hay varias facultades, y la idea de las obras actuales es mejorar cada facultad y el entorno urbano de cada una”, dice Eduardo Cajide, arquitecto y secretario de Planificación de Infraestructura de la UBA, en relación con las obras que la universidad está desarrollando luego de acuerdos con los gobiernos porteño y nacional.  Se están mejorando los accesos viales, separando la circulación de los colectivos y autos particulares; construyendo nuevas paradas y refugios para los estudiantes que utilizan el transporte público (que es casi el 80%),  y construyendo bicisendas, entre otras cosas. Todo eso sumado a la nueva estación Ciudad Universitaria de la línea ferroviaria Belgrano Norte, y la construcción de un puente peatonal que atraviesa la Avenida Cantilo y desemboca en el predio.
“Lo principal es la renovación del espacio público, que se complementa con la nueva estación y el puente que va a llegar al área de los colectivos, facilitando el traslado a miles de estudiantes”, explica  Alberto Alvarez, docente de FADU y coordinador de Obras Emblemáticas de la Secretaría de Atención Ciudadana porteña.
Ambas obras, que se proyectaban para principios del ciclo lectivo, estarían listas para junio.                                             

Josefina Hagelstrom