SOCIEDAD MEDIDAS

Demandarán a los padres de alumnos que hagan falsas amenazas de bomba

Entre el 1 de septiembre y el 4 de octubre se recibieron 2.400 llamados intimidatorios.

Deben evacuarse los colegios ante cada amenaza.
Deben evacuarse los colegios ante cada amenaza. Foto:DyN

Entre el 1 de septiembre y el 4 de octubre se recibieron 2.400 amenazas de bomba en las escuelas de la provincia de Buenos AiresAnte cada llamada, se desplaza una logística que incluye a la Brigada de Explosivos, fuerzas policiales, bomberos y Defensa Civil, se alerta a hospitales públicos y las cuadrículas de la zona y a menudo se contacta a los padres para que retiren a sus hijos del colegio. 

Por esta situación, el gobierno bonaerense promoverá demandas por "daños y perjuicios" contra los padres de alumnos que realicen amenazas de bomba a escuelas, informaron fuentes oficiales. Las autoridades provinciales se encargaron de advertir que este tipo de actos "no es una broma", sino "un delito". 

"Y si bien es un delito excarcelable, el gobierno de la provincia decidió promover una demanda de daños y perjuicios contra los padres de aquellos menores que sean identificados como autores de estos hechos", dijeron las fuentes.  Asimismo, los costos que se generen "deberán ser cubiertos por las demandas".

"Un llamado engañoso implica intimidación pública, un delito penado con dos a seis años de prisión. Con la tecnología con la que contamos es muy fácil rastrear de dónde provienen los llamados", advirtieron los voceros. El 22 de septiembre pasado el colegio al que asisten dos de los hijos de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y del intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, fue evacuado luego de que se confirmara una amenaza de bomba contra el establecimiento. Una semana más tarde detuvieron a un menor por ese hecho. 

En ese marco, un docente fue detenido en las últimas horas acusado de haber realizado una falsa amenaza de bomba en la escuela adonde trabajaba, en la ciudad bonaerense de Quilmes. Tras una hora, fue liberado. 

El arresto fue concretado por agentes de la DDI Quilmes en la casa del imputado, ubicada en la calle Roque Sáenz Peña al 600, donde además se le incautó un revólver calibre 32 largo y seis celularesEl docente, de 54 años, está sospechado de realizar al menos una llamada con una amenaza de bomba el 1 de septiembre último en el Colegio Nacional situado en la esquina de las calles Conesa y Sarmiento. 

Ese día, hubo que evacuar el establecimiento hasta que personal policial especializado determinó que se trataba de una falsa alarma. Interviene en la causa la UFI N° 6 del Departamento Judicial de Quilmes.