SOCIEDAD


Denuncian dos muertes sospechosas en Institutos de Menores bonaerenses

Por Mariano Confalonieri | Ocurrieron con 20 días de diferencia en La Plata y en Moreno. Uno de ellos había sido testigo de torturas.

Instituto Almafuerte de La Plata.
Instituto Almafuerte de La Plata.
Foto:pasado.eldia.com

Dos jóvenes de 16 y 17 años aparecieron muertos en condiciones que algunos consideran sospechosas en sus celdas en institutos de menores de la provincia de Buenos Aires. Así lo denunció a Perfil.com la Comisión Provincial por la Memoria, un organismo autárquico que se dedica a investigar las condiciones de encierro en cárceles y otras entidades.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las muertes ocurrieron con veinte días de diferencia. El 16 de junio de 2015, J.P. (se reserva el nombre real porque es menor) falleció por ahorcamiento en el Instituto Almafuerte de La Plata. Tenía 17 años y hacía dos meses que estaba alojado allí. Provenía del Instituto Legarra de la capital provincial. El día anterior había tenido, según denunció la Comisión, un altercado con un compañero y por eso lo encerraron en una celda. La noticia se les comunicó a los familiares seis horas después del hecho, por lo que dudan del suicidio.

El 4 de julio de este año fue encontrado sin vida el joven M.G. en su celda del Instituto de Pablo Nogués, en la localidad de Malvinas Argentinas. El caso de M.G. Es emblemático: había sido entrevistado por un equipo de la Comisión meses antes en el Instituto Legarra de La Plata, donde vivía en condiciones inhumanas. Sin agua, sin baño y sin actividades recreativas, denunció el organismo. Además, de acuerdo a la Comisión, había sido testigo de torturas inflingidas a otros jóvenes lo que derivó en una causa judicial.

Dijo la Comisión en un comunicado: “Las reiteradas muertes de menores detenidos en institutos de la provincia no pueden escindirse de las condiciones estructurales de detención en las que permanecen alojados. Allí las torturas son cotidianas y se aplican en forma sistemática sobre jóvenes que se encuentran imposibilitados de realizar denuncias por la situación de violencia a la que son sometidos. A esto hay que sumar las denigrantes condiciones de encierro caracterizadas por falta de acceso a la educación y la salud y las deplorables condiciones edilicias”.

Ahora, las muertes son investigadas por la justicia.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Jóvenes
  • La Plata
  • Pablo Nogués
  • Violencia
  • Instituto De Menores