SOCIEDAD VILLA 1-11-14

Denuncian que Gendarmería reprimió a los tiros una murga con niños

La fuerza indicó que dos efectivos fueron heridos con balas de plomo. La versión de los vecinos. Video.

Foto:Cedoc

Vecinos de la villa 1-11-14 del Bajo Flores denunciaron que el viernes por la noche efectivos de Gendarmería nacional reprimieron con balazos de goma -testigos afirman que también con proyectiles de plomo- a unas 80 personas, entre las que se encontraban chicos de entre 4 y 11 años, de una murga barrial.

Según denunciaron, no hubo un argumento para tal hecho, aunque desde el ministerio de Seguridad ofrecieron una versión distinta, pero las imágenes de un video demuestran la irracionalidad del supuesto operativo.

Los vecinos informaron que ocho personas resultaron heridas, de las cuales cinco son niños de la murga "Los auténticos reyes del Ritmo", cuando los efectivos se disponían a atravesar la calle Bonorino, cortada por el ensayo murguero.

Por su parte, desde Gendarmería emitieron un comunicado que publicó ARGNoticias, donde señalan que dos efectivos de esa fuerza están heridos por el impacto de dos balas de plomo. "Los gendarmes realizaban el operativo en el Pasaje sin nombre entre las calles Charrúa y Bonorino cuando fueron agredidos con palos, piedras y disparos", informaron. 

"Los integrantes de la Fuerza se encuentran internados en el Hospital Churruca, un cabo de la Institución sufrió una herida de arma de fuego con orificio de entrada sin salida en miembro superior izquierdo, mientras que un sargento sufrió una herida de arma de fuego en la pierna derecha con fractura expuesta de tibia. Ambos sin compromiso vascular y se encuentran estables", agregó el comunicado. Este portal se comunicó con la ministra Patricia Bullrich y sus voceros, pero no obtuvo respuesta.

Represión. El abogado Alberto Mingriore vive en el barrio y conoció la noticia cuando ese viernes las madres lo llamaron desesperadas. En diálogo con Perfil.com dijo que el móvil de Gendarmería "atropelló a una chica" para avanzar sobre la calle. 

"El director de la murga les dijo que esperen que iban a sacar a los chicos y le dijeron 'sos guapo' y empezaron a los tiros. También otra mujer que se abrazó a los chicos y le metieron escopeta", relató a este medio y agregó que también participaron efectivos de Policía Federal. "Otra mujer sacó una 9mm y le metió un tiro en la pierna a otro chico con bala de plomo", agregó. Según Mingriore, "a unas cuadras había un coche robado y había unos gendarmes custodiando para llevarlo, eso fue todo".

Por su parte, el director de la murga, Gustavo González, escribió un artículo en la Garganta Poderosa, donde dio su versión: "Estábamos con los pibes y las pibas de la murga ensayando sobre la calle Bonorino, en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores, cuando vimos que venía hacia nosotros un patrullero de Gendarmería, por la calle Charrúa. Al llegar hasta donde estábamos, les pedimos por favor que esperara un ratito y, luego, si podía salir hacia atrás, porque no se podía pasar por ahí, ya que había muchos chicos y chicas bailando. Pero no alcanzó con decirles por favor… Avanzaron, sin importarles que hubiera menores. Y así fue como lastimaron a los dos primeros nenes, rozándolos con el coche, mientras pasaban de prepo por el medio (...) Al ver esta reacción de los oficiales, les dije a los chicos de la murga que rápidamente le abrieran paso al patrullero y al camión que lo seguía, pero en cuanto terminaron de pasar, apareció un gendarme desde atrás del camión, conocido en el barrio como “El Polaco”, para increparnos directamente: “¿Acá son todos guapos?”... A eso, yo mismo le respondí otra vez que había muchas criaturas, que no hiciera nada, pero no terminé de decirlo, cuando ya me había empujado. Y sin esperar que cayera al piso, empezó a tirar con su escopeta, tal como pueden ver en la foto, donde me levantan la remera.

(*) De la redacción de Perfil.com.



Ramón Indart