SOCIEDAD CASO SANTIAGO MALDONADO

Descartado el ataque al puestero, se refuerzan las miradas sobre Gendarmería

A más de un mes de la desaparición del artesano de 28 años, una nueva versión sobre su paradero quedó desmentida. Qué línea siguen los investigadores.

Las fotos que se viralizaron durante las dos semanas que lleva desaparecido Maldonado.
Las fotos que se viralizaron durante las dos semanas que lleva desaparecido Maldonado. Foto:Twitter: @CFKArgentina

Pasó más de un mes desde la última vez que se vio con vida a Santiago Maldonado. Varios testigos afirman que el joven participó del corte de la ruta 40 en la localidad chubutense de Cushamen y aseguran que se lo habría llevado Gendarmería. Sin embargo en las últimas cinco semanas, la investigación se concentró en diversas hipótesis sobre su posible paradero. Una de ellas quedó descartada este lunes, cuando el Juzgado Federal de Esquel comprobó que el ADN hallado en la casa del puestero Evaristo Jones, quien habría herido a una persona el 21 de julio, no corresponde al del artesano de 28 años

En base a un informe del Servicio de Huellas Digitales Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires, la Justicia Federal de Esquel determinó que la sangre hallada en el cuchillo de un puestero que cuida las tierras de Benetton no coincide con la de Maldonado. Así, quedó sin vigencia la principal hipótesis de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para desvincular a la Gendarmería del caso.

Ataque de Jones. El puestero en cuestión descansaba en el puesto Los Retamos en la ruta 40, perteneciente a la compañía Tierras del Sur Argentino de la familia Benetton, el 21 de julio por la madrugada, cuando se enfrentó a cuatro activistas del grupo de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) y se defendió con un cuchillo que tenía una hoja de 25 centímetros, según declaró. Para el fiscal Carlos Díaz Mayer en la causa consta que “se lo clavó hasta el mango” a uno de los atacantes. 

Al descartarse esta teoría, quedan otras líneas en la investigación. Una de ellas es que, como señalan los testigos, personal de Gendarmería se llevó al joven el día de la protesta en la ruta. Los testimonios de dos testigos que declararon bajo juramento este lunes confirmarían que Maldonado estuvo presente en corte el 1 de agosto. Estas declaraciones son de suma importancia ya que ubican al hombre de 28 años en el lugar de los hechos

La versión de Gendarmería. El segundo jefe del Escuadrón 36 de Esquel de la Gendarmería Nacional, Juan Pablo Escola, participó del desalojo de la ruta. Durante una entrevista con Clarín, el agente afirmó: "El 1° de agosto no detuvimos a nadie, no matamos a nadie, no estuvimos ni cerca de detener a alguien. Duermo tranquilo; actuamos correctamente".

Escola desmintió además que Maldonado fuera capturado sobre el río Chubut mientras dos o tres gendarmes lo golpeaban. "No ocurrió; no estaban las condiciones para detener a uno de ellos", sentenció. "Quedamos a varios metros de la costa del río, pensé que podían sorprendernos, no los veíamos. No alcanzamos el río. Ordené el repliegue hasta la zona de la casilla", completó.

"Éramos gendarmes de Esquel y El Bolsón, algunos sin relación. Si hubiéramos detenido a alguien, habríamos levantado el acta. Cualquiera de los transeúntes o de los otros gendarmes en la tranquera, o de los periodistas, o los mismos niños y mujeres en la casilla habrían visto la detención o nos habrían preguntado algo", subrayó  respecto al operativo que duró entre 40 y 45 minutos.

Por otra parte, la fiscal Silvia Ávila que interviene en esta causa por "desaparición forzada" de persona, entregó la semana pasada al Ministerio de Justicia un escrito en el que sostuvo que por el momento no hay indicios para incriminar a la fuerza de seguridad en la desaparición del joven. "En el escenario geográfico donde fue visto Santiago por última vez, la Justicia avanzó sobre la obtención de elementos objetivos dirigidos a encontrar evidencias contra Gendarmería Nacional en el supuesto de haber trasladado al joven en algún móvil oficial", indicó en el texto.

Foto viral y falsa. Durante el fin de semana, las redes sociales se hicieron eco de una fotografía que circuló de forma anónima, con la intención de fortalecer una de hipótesis: Maldonado podría haber muerto de una puñalada durante una pelea con un puestero en un campamento. De acuerdo con esa línea de pensamiento, su cuerpo habría sido oculto para “echarle un muerto” al Gobierno.

Apareció muerto en Esquel de un cuchillazo por el puestero de Benetton. El RAM se lo llevó y se les murió”, es uno de los mensajes compartidos en cadenas de Facebook y Whatsapp. Algunas cuentas en Twitter se hicieron eco de ello, aunque luego borraron los mensajes. “Los K sabían que estaba muerto. Sólo lo usaron para ensuciar al gobierno”, aseguran, sin otras pruebas que la imagen de un cadáver que no coincidiría con la apariencia del artesano. 

Chile. Días atrás comenzó a instalarse el rumor de que Maldonado estaría en en ese país y que habría llegado al cruzar por uno de los pasos cordilleranos no autorizados que él tenía por costumbre utilizar. Ante esta versión, la titular de la cartera de Seguridad, Patricia Bullrich, aclaró que no tenía información de que el artesano estuviera allí. Interpol Chile a su vez desmintió haber encontrado un cuerpo con características similares a las del artesano.