SOCIEDAD CREADO POR UNA DOCENTE DE UNA UNIVERSIDAD PRIVADA

Destacan un original método de examen por Twitter

Una experiencia innovadora, que busca poner el foco en el aprendizaje a través del disfrute.

laboratorio del disfrute. Alejandra Zuccoli junto a sus alumnos.
laboratorio del disfrute. Alejandra Zuccoli junto a sus alumnos. Foto:Gza_alejandra_zuccoli

Una experiencia innovadora, que busca poner el foco en el aprendizaje a través del disfrute. Así podría resumirse de qué se trata PanCOE, el primer examen por Twitter de la Universidad de Palermo, que acaba de ser finalista en los premios QS Stars Awards 2016-Reimagine Education, organizados por la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania.

“PanCOE es una aplicación educativa que se da en un marco de tecnologías específicas que tienden al aprendizaje y al bienestar”, explica Alejandra Zuccoli, comunicadora y doctora en Neurociencia, y docente a cargo de esta experiencia, que comenzó con estudiantes de la carrera de Gastronomía hace cuatro años, donde se apela a la inteligencia emocional de los alumnos y al desarrollo de su creatividad, a través de una consigna teórico-práctica. Y que ahora se aplica a casi todas las carreras económicas de la universidad.

“La idea surgió a partir de un pedido de los alumnos de Gastronomía de tener comunicación, entonces buscamos usar experiencias cotidianas, como es la fabricación del pan de harina, para construir esta estructura de laboratorio donde veíamos la comida como un elemento de comunicación”, explica Zuccoti.

Así, la consiga fue que, además de amasar el pan, durante 21 días cada alumno se creara un perfil anónimo en Twitter con un pan simbólico –algunos eran panes interesados en música, otros en cómics, etc.–, donde de forma creativa lograran conseguir seguidores y responder a las consignas que la docente cargaba cada semana.

“Buscamos alcanzar una experiencia real de emociones, donde el foco de la experiencia de aprendizaje estuvo puesto en el disfrute, en lo que se hace porque sí y activa el sistema de recompensas”, agrega, apelando a las neurociencias presentes en lo que denominaron Laboratorio de Disfrute, donde la idea es que uno se convierta en el propio creador de su comunicación, estudiando y jugando a la vez.

“En vez de alumnos, tengo panes, y ellos empiezan a trabajar su estructura creativa para ser atractivos. No evalúo, ellos llegan a las metas, planifico herramientas necesarias para que el aprendizaje sea de manera disfrutable y que no estudie de memoria”, explica Zuccoli, que reconoce que “en general todos se terminan sacando nueve o diez”.

Respecto del premio, Zuccoli cree que las universidades buscan nuevas formas de enseñar, desde experiencias que aumenten la creatividad y potencia de los alumnos.