SOCIEDAD


"Destruí a un pobre laburante que quedó en la línea de tiro", dijo el asesino del cerrajero

El abogado responsable del crimen fue procesado con prisión preventiva por el juez de instrucción Luis Zelaya. Video. 


Foto:Cedoc

"Destruí a una familia, a un pobre laburante que quedó en la línea de tiro", así resumió ante el juez, el abogado Silvio Martinero lo que sintió tras matar al cerrajero tras haber sufrido un robo en pleno Microcentro. 

Según su relato, forcejeó con los delincuentes en plena calle y "no pudo observar a alguien más en su campo visual" ya que "se concentró en el blanco a apuntar" porque ponían en riesgo su vida. Se justificó por no socorrer al cerrajero herido, como se observa en el video, porque "estaba en estado de shock y recién tomó conocimiento de ello cuando estaba en el patrullero". 

Para el juez Zelaya, el pretexto de legítima defensa y estado de shock que expone el acusado no son válidos. En su exposición, obtenida por La Nación, el juez informa: "Martinero poseía pleno control de sus acciones, a punto tal que luego de disparar volvió a guardar el arma en su funda y caminó en dirección a la esquina hacia dónde habían fugado los asaltantes para finalmente regresar a la puerta del edificio en donde se emplaza su oficina".

El juez continúa diciendo que, según el informe médico, realizado pocas horas después del hecho indicó que el abogado se encontraba lúcido y que "los precisos datos personales aportados y el circunstanciado relato dado, a la prevención inmediatamente luego de suscitados los hechos , también permiten inferir que claramente comprendía lo que acabada de acontecer". 



Redacción de Perfil.com