SOCIEDAD NUEVA MODALIDAD NARCO

Detectan ‘mulas’ con cocaína líquida y la mayoría de ellas son argentinas

En el primer semestre de 2017, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detuvo a once personas ingestadas en distintas provincias. Ocho de ellas eran mujeres nacidas en el país.

Cocaína sólida Es el método más tradicional. Dependiendo la persona pueden llevar más de 100 cápsulas con droga. En caso de estallar, la mula muere a las pocas horas por sobredosis.
Cocaína sólida Es el método más tradicional. Dependiendo la persona pueden llevar más de 100 cápsulas con droga. En caso de estallar, la mula muere a las pocas horas por sobredosis. Foto:Cedoc Perfil
La muerte de Miriam Alencar Da Silva, la joven brasileña de 19 años que esta semana fue arrojada sin vida desde un auto en movimiento en el barrio porteño de Villa Devoto, reavivó un drama que parecía de otra época: el de las mulas de cocaína.

Miriam llegó a la Argentina procedente de Belem Do Para el miércoles 28 de junio pasado. La acompañaba su hermana menor de 18 años, Miriana Niely Alencar. Cuatro días después de aterrizar en Ezeiza murió a raíz de una sobredosis que le produjo el estallido de dos de las 100 cápsulas con droga que había ingerido.

Como tenía previsto un viaje a España, los investigadores sospechan que la joven se tragó la cápsulas en el país antes de abordar el vuelo con destino al aeropuerto de Barajas.

Según datos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), en el primer semestre de 2017 once mulas “ingestadas” fueron detenidas en los distintos aeropuertos internacionales del país, con una peculiaridad: ocho de ellas son de origen argentino.
 

Si bien esta modalidad de tráfico es más común en mujeres y hombres centroaméricanos, en los últimos años creció el número de las “mulas locales”, lo que muestra una mutación en cuánto al traslado de la cocaína.     
Argentina tiene una particularidad: es un gran importador y exportador de droga. A diferencia de otros paises que controlan sólo a los que entran, nosotros hacemos un control de los que entran y de los que salen”, explica a PERFIL el director nacional de la PSA, Alejandro Itzcovich Griot.

De las 23 ‘mulas’ que fueron detectadas en el año 2016, nueve de ellas eran argentinas. El resto de los traficantes provenía de República Dominicana (4), Paraguay (2), Ucrania (1), Rusia (1), Grecia (1), Alemania (1), Turquía (1), Estados Unidos (1), Colombia (1) y Polonia (1).
“Las organizaciones funcionan con su método de trabajo hasta que los agarran. A partir de ese momento, modifican el plan, mutan y se hacen cada vez más ingeniosos”, asegura a este diario Itzcovich Griot.

Lo que viene. En el caso de la mula brasileña (ver aparte) se trató de una modalidad de tráfico obsoleta. Los narcotraficantes que ingestaron a Miriam Alencar Da Silva lo hicieron en cápsulas con cocaína sólida, que es más fácil de detectar por los sistemas de “Body Scan” (escáner corporal) que funcionan en los principales aeropuertos del mundo. 
    
“Los más avanzados ya no ingieren cocaína sólida sino líquida, y le colocan un doble preservativo que evita pinchaduras”, explica a PERFIL el director de la PSA.  
Las cápsulas que ingieren son más largas que las tradicionales. “Es como tragarse una vívora”, grafica Itzcovich Griot.

“Es algo de aspecto gelatinoso que tiene la misma densidad que el resto de los órganos que la rodea, y el color que sale en las radiografias es muy parecido. Al no tener un nudo y estar termoselladas se hace difícil su detección”, advierte.
En Argentina se han detectado algunos casos. “En Colombia tienen este problema pero multiplicado por mil”, asegura otra fuente de la PSA.

Otra modalidad de tráfico que novedosa que fue detectada en los últimos meses es el de las mulas “ingestadas” con  éxtasis.
En su mayoría provienen de Europa -principalmente de Holanda, el productor número uno de drogas sintéticas- y llevan hasta un kilo de polvo de MDMA repartido en cápsulas de unos diez gramos cada uno.