SOCIEDAD LO ACUSO UNO DE LOS IMPUTADOS EN ECUADOR

Detienen a un narco señalado en los crímenes de las turistas

Lo apodan “el Chano” y es el nuevo sospechoso que aparece vinculado a los crímenes de Marina Menegazzo y María José Coni.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Lo apodan “el Chano”. Es venezolano, se llama José Miguel y es el nuevo sospechoso que aparece vinculado a los crímenes de las turistas argentinas, asesinadas en Ecuador en febrero pasado. Su nombre fue aportado por uno de los dos detenidos que tiene la causa, y en las últimas horas fue demorado. Pero no por los homicidios de Marina Menegazzo y María José Coni, sino por una causa por drogas.

Alberto Segundo Mina Ponce, el guardia de seguridad que había confesado su participación en el doble asesinato, es el que señaló a José Miguel como un narcotraficante que tendría relación con los homicidios.

Según su abogado, Héctor Vanegas, su cliente le contó que fueron “el Chano junto con un ecuatoriano y dos colombianos los que terminaron asesinando a  las turistas argentinas”.

Sin embargo, el venezolano no fue demorado en el marco de esta investigación, sino porque tenía 13,3 gramos de cocaína. “Se le inició una causa por tenencia de estupefacientes”, informó una fuente judicial.

Vanegas aseguró que Mina Ponce habría reconocido a José Miguel en una foto. “Como ahora está detenido, se lo puede interrogar y saber si tiene relación con el crimen”, reclamó el abogado de Mina Ponce.

Vanegas reiteró que su cliente declaró por primera vez bajo presión policial y que lo obligaron  a autoincriminarse. “A él lo obligaron a que reconociera el hecho para resolver rápido y no investigar a fondo. No puedo confirmar que haya complicidad entre la banda narco y la Policía, eso tengo que demostrarlo con pruebas”, indicó el letrado.

Agradecimientos. Familiares de las jóvenes mendocinas expresaron su dolor por el trágico episodio, pero también agradecieron el apoyo recibido por el pueblo ecuatoriano.

Gladys Steffani, la madre de María José Coni, en un encuentro con la prensa en Ecuador dijo: “Cuando yo llegué era lo peor que me podía estar pasando (..) y en algún momento los traté mal y le pido perdón al pueblo de Ecuador”.

En tanto, Marcos Menegazzo, hermano de Marina, señaló: “Todo es muy raro, no hay pensamiento racional que pueda entender algo así. Estoy muy enojado porque veo el daño que puede hacer una o un grupo de personas que no tienen moral”. “No hay pena que pueda subsanar lo que han hecho, han destrozado a dos familias, a mucha gente ”, cerró en declaraciones al diario El Telégrafo.



L.N.