SOCIEDAD SE REGISTRARON 807 PROTESTAS

Diciembre crítico: los cortes de calles son récord en cinco años

Hubo 38% más que el año pasado y casi duplicó al mismo período de 2011. Las protestas sociales subieron 150 % en tres años. Crecen los “vecinos piqueteros”.

PERFIL COMPLETO

Foto:Nicolas Martinez

El tiempo dirá si la última década está realmente ganada o la frase no es más que parte de la propaganda kirchnerista. Aunque si de conquistas se trata, quienes verdaderamente han ganado –en este caso la calle– son las protestas sociales. Los conflictos con las policías provinciales y la falta de suministro eléctrico en los principales distritos del país dispararon el número de protestas en este diciembre: hasta el 26 se habían producido 807, lo que representa el mes con mayor cantidad de cortes de calles de este lustro, pese a que todavía le queden cuatro días.

El mismo récord ostentaba el diciembre de 2010, que había encontrado en los enfrentamientos en el Parque Indoamericano a su principal foco de conflicto. Pese a aquellos disturbios, los cortes de calles y/o rutas en el mes habían sumado 304 en esa oportunidad. Y en los años siguientes la cifra se incrementó exponencialmente hasta llegar a estos 807 piquetes: hubo 425 en 2011 y 586 en el mismo mes de 2012.

El dato surge de un relevamiento que realiza mensualmente, desde 2009, la consultora Diagnóstico Político. El informe también destaca que, en lo que va de 2013, los reclamos que incluyeron cortes de tránsito en todo el país fueron 5.653. La cifra marca un crecimiento de la conflictividad social de 150 % en los últimos tres años, constituye un nuevo récord para los recientes cinco, y, además, erige a los vecinos como el segundo grupo de actores que protagonizaron más cortes, incluso muy por arriba de las organizaciones sociales.

La progresión en la cantidad de piquetes marcó por segundo año consecutivo un récord: en 2010 se habían producido 2.269 episodios en todo el país, durante 2011 fueron 3.214 y en los años siguientes la cifra trepó a 5.483, en 2012, y a 5.653, en lo que va de 2013.

Piqueteros. Los vecinos, que protagonizaron casi la totalidad de marchas y cortes ante la falta de luz y seguridad, se afianzaron como el segundo grupo organizado a la hora de cortar calles. Sus piquetes sumaron en el año 1.192. El número no llamaría tanto la atención si no fuera porque resulta muy superior al del año pasado (844) y porque representa nada menos que un 51 % más que los 789 cortes protagonizados por organizaciones sociales y de piqueteros. Por arriba de estos dos grupos, también por segundo año consecutivo, aparecen los trabajadores estatales, con 1.429 cortes.

Zona crítica. Otro aspecto que refleja el informe de este año es que la Ciudad desplazó a la Provincia como cuna de protestas y recuperó el lugar que ocupó durante el período 2010-2011. Los automovilistas que circulan por las calles porteñas han sido los más perjudicados: sufrieron 954 cortes contra los 891 que se produjeron en territorio bonaerense. Muy por detrás, Santa Fe (323), Neuquén (309) y Jujuy (290) completan la lista de los distritos con más conflictos.

Causas. La vuelta con fuerza de las organizaciones sociales a la Ciudad, los paros, las disputas salariales y los habituales conflictos con estatales en diferentes provincias marcaron el pulso de este año. A todos estos temas, los piquetes le agregan un acento bien argentino. Al menos, así lo entiende Patricio Giusto, titular de Diagnóstico Político, la consultora que elabora el informe: “El tema de los cortes es un fenómeno muy de Argentina. Muchos de los conflictos que estallan en el país existen en otras partes del mundo. La diferencia es que no derivan en un corte de calle o ruta”, explica.

Mala nota. Días atrás un estudio del área de análisis económico del grupo británico The Economist incluyó a Argentina entre los 19 países con “muy alto riesgo” de conflictos para 2014, debido al malestar social.

Las proyecciones para lo que queda de diciembre no son alentadoras. Menos si se tiene en cuenta que seguirán las altas temperaturas y, por ende, también las interrupciones en el suministro eléctrico. Tal vez con eso alcance para que los vecinos devengan en los nuevos piqueteros.



Patricio Navarra