SOCIEDAD ESPERO TRES HORAS QUE LA ATIENDAN

Dio a luz en la sala de espera del Santojanni

.

Inedito. Los médicos no respondieron a los llamados de urgencia.
Inedito. Los médicos no respondieron a los llamados de urgencia. Foto:Cedoc Perfil
Una mujer dio a luz en el piso de la guardia del hospital Francisco Santojanni mientras esperaba ser atendida por los obstetras del lugar. El hecho ocurrió el jueves después del mediodía pero se conoció ayer, luego de que una persona que se encontraba en ese sector del hospital de Liniers filmara el parto con su celular y lo subiera a las redes sociales, donde se viralizó.
Todo comenzó luego de que los obstetras le recomendaran a la mujer esperar en la guardia, ya que no contaba con la dilatación necesaria para ser internada en el área de obstetricia del sector. Al poco tiempo de estar ahí, la mujer comenzó con el trabajo de parto, por lo que tuvo que ser asistida por los demás pacientes que se encontraban en el lugar. Según los testigos, los médicos no respondieron a los insistentes llamados de atención médica pedidos para la parturienta, y las puertas estaban cerradas desde adentro.

“Fue un hecho inesperado que rompió con todas las reglas y nos tomó a todos de sorpresa. En el hospital atendemos unos 3 mil partos al año y es la primera vez que ocurre algo así”, aseguró Federico Charabona, director del Santojanni. “Una vez que la señora inició el trabajo de parto efectivo, decidimos dejarla en el piso de la guardia ya que no es conveniente movilizar a la madre porque podría provocar un estrés o un trauma al recién nacido. Luego del nacimiento, la madre y la beba –que se llama Abril y pesó 2,900 kilos– fueron internadas en el área de obstetricia de la guardia y se estima que entre mañana y el lunes serán dadas de alta”, agregó.

Charabona explicó a este diario que entre las razones por las cuales los médicos no atendieron de inmediato a la mujer embarazada se cuenta un paro que está realizando el personal de seguridad privada que trabaja en el lugar.
 “Al estar de paro, la guardia no tiene seguridad y deben trabarse las puertas para evitar cualquier acto de violencia hacia los profesionales. Además, la obstetricia está en un sector alejado de la guardia, por lo que quizá no escucharon los llamados de urgencia”, agregó el director médico.