SOCIEDAD SE VOTARIA EL JUEVES

Distrito Joven en Costanera: polémica por la ampliación de la zona comercial

La nueva versión del Ejecutivo porteño amplía las áreas para locales en el área que va desde la Reserva Ecológica hasta Costa Salguero. Las denuncias de los legisladores de la oposición.

renovadA. Así quedaría la zona frente al río ubicada sobre la avenida Rafael Obligado, con restaurantes y hasta un anfiteatro.
renovadA. Así quedaría la zona frente al río ubicada sobre la avenida Rafael Obligado, con restaurantes y hasta un anfiteatro. Foto:cedoc

El jueves próximo, en la última sesión del año, el gobierno porteño intentará que la Legislatura apruebe uno de sus proyectos más ambiciosos: la creación del Distrito Joven en Costanera Norte. Pero la obra, que busca crear “un área de esparcimiento, y gastronomía” que va desde Ciudad Universitaria a Costa Salguero se votaría no exento de polémica: tanto la oposición como el Observatorio de la Ciudad, entre otros organismos, denuncian que la nueva versión del proyecto –que PERFIL adelantó en septiembre– “modifica sustancialmente” la ley aprobada en primera lectura y sometida a audiencia pública el año pasado porque, en el original, las concesiones de locales comerciales –que incluyen desde restaurantes hasta boliches– podían ubicarse únicamente sobre el sector de la av. Rafael Obligado cerca de la cabecera norte del Aeroparque.  

La nueva versión que se tratará el jueves permitiría concesionar todo el trazado del futuro Distrito Joven, y “licuarían”, además, algunas concesiones polémicas, como las de los complejos Costa Salguero y Punta Carrasco o el boliche Pacha, que funcionan desde hace años ubicados en zonas denominadas Urbanización Parque (UP), donde deberían existir espacios verdes.

Cambios. El futuro distrito abarcará parte de la Reserva Ecológica de la Ciudad Universitaria, y la totalidad de los parques De las Américas, De la Memoria, Saint Tropez, y el de deportes extremos de Costanera Norte.

Si esta versión se aprueba, el Ejecutivo podrá adjudicar permisos de ocupación, uso y explotación de hasta el 35% de la superficie total de ese polígono por un plazo de diez años, mientras que en el proyecto anterior las concesiones se limitaban al sector cercano a la avenida Rafael Obligado, donde se encuentran instalados la mayoría de los boliches y restaurantes de la zona. “Es un proyecto que habilita a más concesiones cuando lo ideal sería no construir más de lo que ya existe. Desde nuestro sector proponemos, por ejemplo, que a medida que se vayan venciendo las concesiones como pueden ser las de Rodizio, Pacha o Gardiner, esas parcelas se transformen en espacios verdes”, sostiene Hernán Rossi, del bloque Suma+ ECO.  

Para el Observatorio del Derecho a la Ciudad, en tanto, aseguran que se trata de una forma de “legalizar” concesiones vencidas o con permisos precarios otorgados sobre tierras zonificadas como parques. Desde esta entidad afirman que el espacio verde restante (65%) “no constituye un incremento de las áreas verdes”, tal como sostiene el proyecto que se trata el jueves.

“La ley es una herramienta para privatizar el 35% de la Costanera Norte. Las leyes de la Ciudad establecían que la totalidad de esa área debía ser de parques de uso público. Esta ley está pensada para legalizar concesiones vencidas y permisos precarios como los de Pacha y Punta Carrasco, cuyo permiso precario venció en noviembre pasado, o explotaciones que no podrían haberse habilitado como las de Costa Salguero”, afirma Jonatan Baldiviezo, su director.