SOCIEDAD

Dólares, ese objeto del deseo

Mi relación de confianza con vos se construye de repente es una instalación que consiste en una vitrina “sellada” por razones de seguridad y en cuyo interior se exhibe un fajo de billetes equivalente a 3 mil dólares americanos (lo que vale la “obra” en sí).

“Elegí esta moneda porque el arte contemporáneo siempre se manejó en dólares”, cuenta Nani Lamarque mientras muestra un cuadro donde aparece una leyenda firmada por escribano con los números de serie de los billetes en cuestión. “La idea es que el coleccionista que decida comprar la obra se desprenda de esa suma, nosotros certificamos la numeración en un cuadrito y después ponemos a prueba al comprador”, explica. 

“Si saca la plata, pierde la obra y viceversa. Es una cuestión de confianza, de ver si se tienta o no”.



Redacción de Perfil.com