SOCIEDAD RUMORES DE FUGA Y REFUERZO DE LA SEGURIDAD

Dónde están y cómo custodian a los miembros de Los Monos

Sus principales cabecillas fueron enviados al penal de Ezeiza. Pero otros 21 integrantes se encuentran en la cárcel de Piñero, en un mismo pabellón. 

Foto:Cedoc Perfil

Ariel “Guille” Cantero y Emanuel Chamorro fueron trasladados al penal de Ezeiza, donde se concentran varios de los mayores capos narcos del país (ver aparte) pero detrás, en la Unidad 11 de Santa Fe, dejaron a otros 21 miembros de Los Monos, la organización criminal que ganó terreno en la ciudad de Rosario en la última década pero que, tras la muerte de uno de sus líderes, parecen perder poder.

En la prisión de Piñero, ubicada a 14 kilómetros de esa ciudad, quedaron alojados dos de sus máximos referentes: Máximo Ariel Cantero, alias “el Viejo”, el padre de los líderes, que permaneció prófugo por dos años y que fue procesado como jefe de la organización por la jueza Alejandra Rodenas; y Juan Domingo Ramírez, señalado como el lugarteniente del temido clan que fue recapturado tras escaparse de una dependencia policial.

Por esa razón, el alerta en Piñero sigue en pie. El director del Servicio Penitenciario de Santa Fe, Pablo Cococcioni, confirmó a PERFIL que todos los integrantes de la banda fueron trasladados a un solo pabellón equipado con video vigilancia e inhibidor de señales de telefonía celular. Además, son custodiados por el Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias (GOEP ) y los puestos de vigilancia fueron reforzados con armamento de guerra. A su vez, los guardias del penal cuentan con un enlace especial con la policía que patrulla el exterior.
 
Plan de fuga. La alarma por el supuesto intento de evasión la dio un llamado anónimo el 31 de diciembre pasado. El primer día del año, una requisa solicitada por el Servicio Penitenciario y autorizada por un fiscal de turno tuvo como resultado el hallazgo de ocho celulares en las celdas que ocupaban los líderes de Los Monos.

Fuentes judiciales indicaron a este diario que los aparatos están siendo analizados. Si bien aún no fue comprobada la relación, el vuelo de un drone sobre el penal y un intercambio de disparos aceleraron el trasladado a una dependencia del Servicio Penitenciario Federal (SPF), tal como lo había solicitado el juez federal Martín Bailaque al procesar con prisión preventiva a Guille Cantero y a Chamorro, al considerarlos organizadores de una estructura que estiraba cocaína en dos cocinas ubicadas en el centro de Rosario y la comercializaba en búnkers de la ciudad. Lo hacían desde un teléfono de la prisión, por lo que se sospecha la complicidad de penitenciarios.

Cococcioni explicó a este diario que mantienen agrupados a todos los internos vinculados a la banda por dos razones. En primer lugar, facilita la vigilancia y, por otro lado, se evitan enfrentamientos con la banda rival, liderada por Luis “el Pollo” Bassi, procesado como el autor intelectual del homicidio de Claudio “Pájaro” Cantero. Bassi comparte pabellón en Coronda con Milton Damario, conocido como “el Rey de los Sicarios” y señalado como el hombre que acribilló al Pájaro en mayo de 2013.

Fuentes del entorno de la organización indicaron a PERFIL que la banda está integrada, al menos, por sesenta personas. La mitad está judicializada, pero no todos están presos. La ex pareja del Viejo, Celestina Contreras, ubicada entre los primeros puestos de la jerarquía narco, está prófuga. Cinco mujeres cumplen arresto domiciliario y otras cinco están detenidas en la Unidad 4 de Santa Fe.

Ayer fue capturado en la ciudad correntina de Ibarlucea Luis Peñalba, considerado uno de los proveedores de droga de Los Monos.
Será defendido por Carlos Varela, el abogado del clan Cantero.



Cecilia Di Lodovico