SOCIEDAD HERIDOS PERO FUERA DE PELIGRO

Dos gendarmes fueron atacados a tiros, palos y piedras en la 1-11-14

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Pudo haber sido peor. Dos gendarmes que intervinieron en un procedimiento de rutina en el interior de la Villa 1-11-14 del Bajo Flores fueron echados a tiros, piedras y palos. Sufrieron heridas pero ninguna de gravedad.
El caso ocurrió este viernes a las 9 de la noche en uno de los accesos a uno de los asentamientos más grandes de la ciudad de Buenos Aires. Un cabo y un sargento advirtieron la presencia de dos autos que habían sido abandonados con las luces encendidas en el Pasaje Charrúa y Bonorino. Ante la sospecha de que habrían sido robados intentaron remolcarlos pero enseguida llegó la reacción de un grupo de vecinos, quienes comenzaron a arrojar piedras y palos. La agresión no quedó en eso. Desde una casa alguien sacó un arma y empezó a disparar.
Según fuentes policiales consultadas por PERFIL, uno de los gendarmes fue herido en la pierna –sufrió una fractura– y el otro en el brazo.
La reacción de los vecinos generó un clima hostil. Los gendarmes decidieron retroceder y poco después fueron trasladados al Hospital Churruca, donde fueron asistidos.
Los voceros señalaron a este diario que ambos fueron curados y se encuentran fuera de peligro.
Respecto de los agresores dijeron que están tratando de identificarlos sobre la base de testimonios de otros habitantes del barrio.
En la zona donde fueron atacados suele haber presencia de la Policía Federal y de Gendarmería, por lo que los investigadores se mostraron sorprendidos por la reacción de los agresores.
La investigación se encuentra a cargo de la Comisaría 34ª y la fiscalía porteña de turno.

Antecedentes. El año pasado una ambulancia fue atacada a tiros en el interior de una de las villas más peligrosas de la Ciudad, pese a que estaba bajo custodia de Gendarmería y personal de la Policía Metropolitana. A raíz de ello se produjo un enfrentamiento.
La disputa fue entre bandas antogónicas y dejó un saldo de dos muertos y un herido.
En agosto de 2011 un policía de la Federal fue baleado en la cara cuando intentó identificar a tres sospechosos en el interior de un Audi. El ataque fue en Bonorino y Riestra, cerca de donde este viernes fueron heridos los gendarmes.



L.N.