SOCIEDAD EL CRIMEN DE TATI CAVIGLIA


Dos sospechosos por el caso de la mujer quemada en una valija

.

Victima. María Caviglia era bailarina de tangos. Tenía 50 años.
Victima. María Caviglia era bailarina de tangos. Tenía 50 años.
Foto:Cedoc Perfil
Los dos imputados por el crimen de la dueña de un hostel del barrio porteño de San Cristóbal que fue hallada hace 15 días calcinada dentro de una valija en la Ruta 2, cerca de la localidad bonaerense de Dolores, continuaban anoche  prófugos, luego de que la Justicia le denegara la eximición de prisión a uno de ellos.

Los efectivos de la División Homicidios de la Policí-a Federal Argentina son los encargados de localizar y concretar la detención de los dos sospechosos que tiene el expediente por el homicidio de Marí-a Cecilia “Tati” Caviglia (50).

Se trata de Ezequiel Blanco (28), el empleado de confianza que tení-a Caviglia en el hostel, y de otro hombre de 29 años cuya identidad se mantiene en reserva y que no es el novio formal del primer imputado.

“La pareja formal de Blanco es un hombre que se presentó a declarar en la causa por el paradero y, por el momento, no tiene relación con este hecho. Sólo es testigo y colabora con la investigación”, dijo uno de los jefes policiales que trabaja en la causa. Blanco y el otro sospechoso tienen una orden de captura vigente que fue emitida por el Juzgado de Instrucción Nº 11, subrogado por el juez Pablo Ormaechea, a pedido de la fiscal 32 que investiga el hecho, Ana Yacobucci.

El 2 de septiembre –cuando aún no se sabí-a que el cadáver de la valija era de Caviglia–, Blanco se presentó ante la Cámara del Crimen para denunciar que sabí-a que en su lugar de trabajo, el hostel La Casa de Tati, de avenida Independencia 1626, en San Cristóbal, “hubo un homicidio”.

Si bien luego un abogado se presentó en nombre de Blanco para pedir una eximición de prisión, fuentes judiciales aclararon que dicha petición fue rechazada por el juez Ormaechea. El defensor volvió a solicitar la misma medida ayer por la mañana, pero también fue rechazada.

La principal hipótesis es que se trató de “un robo con entrega que a alguien se le fue de las manos y terminó en un homicidio”.

R.P.