SOCIEDAD INFORME DEL CEDES


El alcohol en el cine influye en el consumo de los adolescentes

El trabajo alerta sobre cómo beben los más chicos. El 18% de los encuestados de doce años admite que ya se emborrachó alguna vez.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil

A los doce años y medio, casi el 18% de los adolescentes argentinos ya se emborrachó alguna vez. Más del 50% de los chicos de esa edad ya probó el alcohol, y el 25% bebió en el último mes. Según los especialistas, el cine es uno de los incentivos para ese consumo excesivo.
Las conclusiones surgen de un trabajo científico realizado en Argentina y México por el Centro de Estudios de la Sociedad y el Estado (Cedes), donde se analizó la cantidad de escenas que contienen alcohol en las películas más vistas por los chicos de ambos países y cómo esa tendencia favorece el consumo.
“Observamos que los chicos que habían visto muchas escenas de alcohol tenían el doble de posibilidad de tomar que los que habían visto pocas. Es una relación perfecta. Lo que queda confirmado es que los medios son elementos poderosos para inducir a los chicos a consumir”, explica a PERFIL Raúl Mejía, investigador del Cedes e integrante del Programa de Medicina Interna General del Hospital de Clínicas de la UBA.
El estudio forma parte de un trabajo más amplio sobre la influencia que el tabaco, el alcohol y otras drogas incluidas en las producciones cinematrográficas tienen en los jóvenes. “En cada película, medimos la presencia de escenas con bebidas alcohólicas, las personas que aparecen tomando y las marcas. Luego unimos esa información y averiguamos cuántas películas ha visto cada uno de los chicos”, señala.
Los resultados arrojan que la exposición de los adolescentes argentinos a escenas que involucran bebidas fue, en promedio, de alrededor de 7 horas, y que algunos menores llegaron a estar más de 15 horas en contacto con esos contenidos. Entre las películas analizadas están Iron Man, Misión Imposible y Sherlock Holmes: juego de sombras, populares entre adolescentes.

Preocupación. El Sedronar calcula que el 5% de los argentinos tiene algún tipo de adicción alcohólica, es decir, más de dos millones. Alcohólicos Anónimos, que empezó su trabajo en el país hace más de sesenta años, hoy tiene más de 800 grupos de adictos.
Para Mejía, las estadísticas de alcohol en jóvenes que arroja el estudio “son preocupantes” y atribuye gran parte del problema a la publicidad, “que naturaliza el consumo”. Ya realizaron charlas en la Asociación Médica Argentina y en el Ministerio de Salud, y llevaron propuestas al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa). “Hay que calificar estas películas como no aptas para niños o colocar advertencias, y no permitir que el alcohol financie los filmes”, advierte el experto



Rosalia Draletti