SOCIEDAD CASO MONSEÑOR STORNI

El Arzobispado de Santa Fe deberá indemnizar a una víctima de Storni

Se trata del ex seminarista Rubén Descalzo. Es la primera condena civil a la Iglesia en nuestro país.

Ruben Descalzo
Ruben Descalzo Foto:Explícito.com

La Justicia resolvió que el Arzobispado de Santa Fe deberá indemnizar con $ 756.000 al exseminarista Rubén Descalzo, quien abandonó la carrera religiosa tras sufrir explícitas insinuaciones e intentos de abuso sexual por parte del exarzobispo santafesino Edgardo Gabriel Storni e inició en 2004 una demanda por daños y perjuicios.

La sentencia impartida por la jueza Beatriz Forno de Piedrabuena, titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de la Tercera Nominación, fijó un resarcimiento económico para la víctima calculado en base a 100 salarios mínimos, lo que equivaldría aproximadamente a 756 mil pesos. Se trata de un fallo histórico en nuestro país al ser la primera condena civil a la Iglesia.

En diálogo con LT10 Radio Universidad Nacional del Litoral, Descalzo confesó que "fueron muchos años de espera; 25 años desde que sucedieron los hechos y 15 desde que empezamos con este proceso judicial. Esperar pacientemente durante tanto tiempo que se termine un tema, cerrar algo que te llevó la mitad de la vida, de alguna manera te genera satisfacción. Alegría no, alegría hubiera sido que nunca pase, pero sí satisfacción y alivio".

El caso tomó resonancia mediática cuando en el año 2000 la periodista Olga Wornat publicó en el libro "Nuestra Santa Madre" una denuncia sobre las prácticas abusivas del prelado. Por la repercusión que tuvo el caso, dos años más tarde Storni renunció a su cargo como arzobispo. Lo sustituyó José María Arancedo, quien todavía ostenta el puesto. 

En 2009, Storni fue condenado por la jueza María Amalia Mascheroni a 8 años de prisión por abuso sexual agravado por su condición de sacerdote. En 2011, la Cámara de Apelación Penal de Santa Fe anuló ese fallo y ordenó que se dictara una nueva sentencia, pero el religioso falleció el 20 de febrero del 2012 antes de que se pudiera llevar a cabo.