SOCIEDAD

El gasista declaró que "salió a pedir ayuda" a Litoral Gas

El abogado del acusado sostuvo que su cliente avisó "a un vehículo de la empresa sobre la situación". Pidió su excarcelación.

Foto:DyN

El gasista Carlos García, detenido por su participación en la colocación de un regulador de gas poco antes de la explosión de un edificio en Rosario, declaró esta noche, durante más de dos horas, en los Tribunales de esta ciudad ante los investigadores del caso y su abogado, Hugo Bufarini, pidió su excarcelación.

Durante la declaración en los tribunales provinciales de Rosario, dijo Bufarini, su defendido "respondió a las preguntas y explicó que salió a la calle, que hizo una llamada, o dos, al 911, y otra a la guardia de Litoral Gas", y remarcó que no escapó del lugar, sino que "salió a pedir ayuda".

"Cuando iba caminando encontró el vehículo de inspectores de la empresa, y les explicó la situación".

Por su parte, Nanni fundamentó el pedido de excarcelación de su defendido en que "es un changarín, un gasista no matriculado de escasa instrucción primaria y no tiene antecedentes penales".

García fue interrogado por la fiscal Garciela Argüelles y el juez correccional Juan Carlos Curto, quien lleva adelante un expediente por "estrago culposo" ante la tragedia que provocó la muerte de unas diez personas, heridas a otras 60 y la desaparición de once.

Ahora, Curto tiene 24 horas para decidir la situación de García y Miño, según dijo a DyN Bufarini.

Lo mismo sucede en el caso del ayudante del gasista matriculado, Pablo Miño, según comentó también a esta agencia su letrado, José Nanni.

El gasista estaba acompañado por su abogado, Hugo Bufarini, quien -según fuentes vinculadas al caso- le aconsejó no responder a las preguntas que le formulaban los magistrados. De la audiencia, también participaba Jose Nanni, abogado del ayudante del gasista, un joven de 29 años que tras presentarse anoche en forma espontánea ante la Justicia quedó detenido.

El magistrado dijo a radio La Ocho que hay un "testigo directo" que estaba con el gasista y su ayudante, que reveló los últimos minutos antes del estallido.

"Uno de los dos habría salido corriendo y el otro habría intentado evitar que pasaran vehículos y personas frente al lugar del hecho", detalló el magistrado.

Curto también admitió que posiblemente la causa pase a un magistrado de instrucción penal, pero destacó que, "de todas maneras, lo que se haga (en la instrucción) vale si termina en otro juzgado".


Redacción de Perfil.com


Temas: