SOCIEDAD TRAS LAS LLUVIAS

Inundaciones: el gobierno de Santa Fe admite un "panorama complicado"

Miguel Lifschitz anticipó que declarará la "emergencia" ante el "deterioro de caminos, rutas cortadas, y caída de torres de energía".

Ramona, una de las localidades más afectadas por las inundaciones.
Ramona, una de las localidades más afectadas por las inundaciones. Foto:Gentileza Agritotal

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, aseguró este miércoles que las fuertes lluvias que vienen afectando a la provincia generaron un "panorama complicado", con numerosas localidades y campos inundados, además de daños en infraestructura, por lo que declarará la emergencia para varios departamentos y pedirá a la Nación que adopte una medida igual.

Lifschitz recordó que "ayer nuevamente cayeron más de 100 milímetros de lluvia" con "vientos huracanados", sobre todo en el sur y el centro-oeste provincial.

En este último sector se encuentra el departamento Castellanos, cuya cabecera es la ciudad de Rafaela, que cuenta con "más del 30 por ciento de su superficie bajo el agua", destacó.

Además, "está previsto lluvias hasta el viernes, por lo menos, y luego, "algunos días de la semana próxima, en distintas regiones de la provincia" también está anunciado mal tiempo, señaló. "Esto nos hace tener preocupación por cómo puede evolucionar la situación, teniendo en cuenta que el suelo está muy cargado, las napas muy arriba y cualquier lluvia intensa puede producir efectos devastadores", advirtió el mandatario.

"Tenemos un panorama complicado", dijo, y al enumerar los problemas generados, señaló que "hay algunos pueblos con familias evacuadas, pero no son muchas", existe "deterioro de los caminos, rutas cortadas, caída de torres con cortes de luz e inundación de plantas subterráneas de energía".

Lifschitz, en declaraciones al canal TN, adelantó que en las próximas horas declarará "la emergencia para los departamentos más afectados de la provincia" y solicitará "la adhesión de la Nación" para que tome una medida igual "como es de práctica en estos casos", dijo.

Cuando se le preguntó si pedirá ayuda a la Nación para afrontar los daños causados por las inundaciones, el gobernador manifestó: "Por ahora no lo estamos requiriendo, pero no descartamos que en las próximas horas, si la situación sigue agravándose, tengamos que recurrir a algún tipo de auxilio" del gobierno federal.

En ese sentido, estimó que recién la semana próxima tendrá "una evaluación pormenorizada de los daños producidos" y probablemente reclame "ayuda de Nación para los productores" agropecuarios afectados, aseguró.

Las inundaciones derivadas de los fuertes temporales tienen "muy preocupados" a los santafesinos por "el impacto económico porque hay zonas amplias de producción, campos, economías regionales muy afectadas también", remarcó.

Respecto de los cascos urbanos que estaban anegados, mencionó Rafaela; Ramona, "con prácticamente la totalidad de la planta" inundada; Álvarez; María Teresa; Villa Amelia, "de unos 2.000 habitantes que anoche estaba totalmente bajo agua"; Fighiera y Arroyo Seco.