SOCIEDAD RECLAMAN MAS ESPACIOS

El hockey en línea se posiciona y desafía al skate entre los jóvenes

Foto:Sergio Piemonte

Una vez por semana, un grupo de fanáticos del roller se junta detrás del Hotel Faena, en Puerto Madero, a practicar una disciplina que viene en ascenso: el hockey en línea. Se trata de una actividad que  busca desafiar al skate como nuevo deporte entre los jóvenes y que tiene cada vez más seguidores.    
Allí, todos los miércoles a la noche, los integrantes de la escuela Legión juegan y enseñan los secretos de esta variante del hockey sobre patines tradicional,  que además busca tener su propio espacio en la Ciudad de Buenos Aires.
“Se diseñaron  muchas pistas de skate en plazas y parques de la ciudad, pero ninguno tiene en cuenta la práctica del hockey en línea. Pensábamos que en el Skate Park de Núñez iban a construir una cancha, pero quedó en la nada y el terreno no se ocupó. Ahora los únicos dos predios que existen con medidas reglamentarias son privados y quedan en San Isidro”, señala Pablo “Chipi” Flores, uno de los organizadores. “Si bien tenemos este espacio –un playón de cemento alisado en la plaza Micaela Bastida–, no es igual. Cada vez más gente quiere jugar al hockey en roller y este lugar ya nos queda chico. Esperamos que el gobierno de la Ciudad nos ayude y construya una cancha en alguna plaza así podemos seguir enseñando y jugando”, agrega el personal trainer, que practica este deporte desde hace 11 años.

Otros de los lugares donde suele jugarse son la Plaza Unida Latinoamericana, en Medrano y Costa Rica, y el Rosedal. “Son lugares acotados y con presencia de gente que practica otras disciplinas, lo que se torna peligroso tanto para ellos como para nosotros”, asegura Flores mientras “hace jueguito” con la pelota.  
Legión comenzó a funcionar como escuela hace unos seis años. Uno de sus impulsores fue Federico del Campo, quien junto a otros “rolleros” desembarcó en esta actividad luego de gastar viarias líneas de rueditas en Puerto Madero.
“Es gratuita y proveemos todos los elementos necesarios para practicar. Salvo los rollers, acá les damos guantes, sticks, cascos y rodilleras. La idea es que los alumnos conozcan el deporte y después vayan comprando los equipos”, explica Del Campo, mientras presta atención a la práctica que llevan adelante Flores y Fernando Estévez, coach del equipo de mujeres.
La escuela reúne entre 35 y 40 alumnos por semana y participa de los torneos de la Liga que se juegan en San Isidro. Además del equipo femenino, también juega Legión Hombres, dirigido por el coach Pablo Genera.



Claudio Corsalini