SOCIEDAD EXTRAÑO VIAJE DE SAN JUSTO A LA COSTA ATLANTICA

El misterio de una chica que estuvo 16 horas desaparecida

Melany Amarillo, de 18 años, fue encontrada sana y salva en Mar del Plata, a más de 400 kilómetros de su casa. Su familia denunció que fue raptada contra su voluntad. Ella le agradeció al secuestrador y sugirió haber sido captada por una red de trata.

Foto:Cedoc Perfil

El mensaje es aterrador: “Le debo la vida a un secuestrador. No a la trata. Ojalá estés bien piba”. Lo escribió en su cuenta de Facebook la joven de 18 años que desapareció el jueves pasado en San Justo, partido bonaerense de La Matanza, y apareció sana y salva 16 horas después a más de 400 kilómetros de su casa, en la ciudad balnearia de Mar del Plata.

Melany Daiana Amarillo (18) es la protagonista de un caso que despertó una fuerte conmoción y que todavía reúne muchos puntos oscuros.

La joven en cuestión salió de su casa el jueves pasado a las 3 de la tarde. Dijo que iría a comprar ropa a un local ubicado a unas treinta cuadras de su domicilio. Las cámaras de seguridad de la zona confirmaron su versión porque la chica fue tomada cuando caminaba en esa dirección. Sin embargo, a partir de ese momento la chica desaparece sin dejar rastro.

A las pocas horas, sus familiares y amigos iniciaron una campaña en las redes sociales para intentar dar con su paradero. Estaban desesperados porque su teléfono celular daba siempre apagado. No tenían elementos como para sospechar de una fuga de hogar. Tampoco para pensar que podría haber escapado con su novio, quien enseguida se mostró angustiado por la situación y cerca de los padres de la chica.

Lo importante es que Melany apareció a salvo en la costanera de Mar del Plata, frente a un lugar muy tradicional de la ciudad: la confitería Manolo, de la avenida Peralta Ramos y la calle Castelli. 

“Estaba descalza y desorientada”, explicó a la prensa Rubén Amarillo, el padre de la joven poco después de recibir la mejor noticia de su vida.

Su mamá fue la que recibió el llamado que terminó con 16 horas de angustia. Eran las 7.30 de la mañana. “Estaba llorando desesperada, dijo que la secuestraron y que no le hicieron nada, que la largaron y que empezó a caminar”, contó la mujer.
Melany habló con su familia desde la Comisaría 9ª de Mar del Plata. Desde allí fue trasladada hasta la ciudad de Dolores. En el medio tuvo tiempo para abrir su cuenta de Facebook y escribir un mensaje que daría por tierra con la teoría de una fuga de hogar o de un autosecuestro.

La joven contó que le debía la vida a su secuestrador y sembró un manto de misterio sobre una supuesta chica que habría sido captada por la misma gente. También aprovechó para agradecer a los policías que la asistieron. “Gracias a todos y sobre todo a la sargento Mary, a Carrizo y a toda la Policía de Mar del Plata que estuvo conmigo.
Estoy volviendo a Dolores”, posteó segundos después. 

“Ella estaba sola y se acercó a un móvil policial”, explicó a PERFIL el comisario mayor Darío Torres, a cargo de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Mar del Plata.
Según el jefe policial, la chica estaba en perfecto estado de salud. “El informe médico policial constató que no presentaba ningún tipo de lesión”, apuntó a este diario.

Dudas. A diferencia de lo que aseguró la madre de Melany, fuentes policiales indicaron que la joven estaba lúcida cuando contactó a la Policía. “No tenía aspecto de haber sido secuestrada”, apuntó otro vocero consultado. Según esta fuente, la joven tampoco estaba descalza: “Se sacó las sandalias porque dijo que estaba cansada de caminar”, precisó.

La joven fue asistida en el cuerpo médico policial de Mar del Plata, donde también se entrevistó con una psicóloga que dispuso la Justicia interviniente.

La causa está a cargo de Alejandra Núñez, fiscal del departamento judicial de La Matanza, quien hasta el momento no ordenó ningún tipo de medidas.

Según los voceros consultados, la pista que apunta a una red de trata de personas es una más en el abanico de hipótesis que manejan por estas horas los investigadores.  

Los detectives buscan pistas en las cámaras de seguridad de la localidad de San Justo y Mar del Plata para corroborar la versión inicial de la chica. Si efectivamente fue subida por la fuerza a un auto cerca de su casa y en qué lugar preciso de Mar del Plata fue liberada. 

Otro dato para tener en cuenta es que los familiares destacaron que la chica no tenía antecedentes ni conflictos personales como para escapar de su casa. Desde su entorno siempre apuntaron a una desaparición contra su voluntad.
Los voceros confiaron que la joven fue trasladada desde La Feliz hasta su ciudad de origen, donde por la tarde se habría reencontrado con sus familiares y personas más cercanas.

El caso del joven que pasó casi un mes perdido
La desaparición de Melany coincidió con el hallazgo de un joven que había sido visto por última vez el 10 de octubre pasado en el barrio porteño de La Paternal.
Lucas Díaz (22) fue encontrado por una mujer en la ciudad de La Plata que lo reconoció a partir de la difusión de su imagen. Lo particular es que no existía ningún pedido de paradero en la provincia de Buenos Aires, pese a la campaña que su familia había realizado en las redes sociales.
Lucas les dijo a los policías que se había ido de la casa y dormía en las plazas.
Tras el hallazgo, se descubrió que en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires no se habría cursado la solicitud de paradero, a pesar de la trascendencia pública del caso.
La Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº 37, interinamente a cargo de la fiscal Ana Yacobucci, confirmó a través de un comunicado que el chico fue encontrado en las calles 38 y 21, de La Plata y que fue trasladado a la sede de la dependencia del Ministerio Público por orden de la fiscal.



Leonardo Nieva