SOCIEDAD FIESTA CLANDESTINA


El padre del chico muerto en Moreno: "Mi hijo no era de ninguna banda"

Julio Rivero relató que el adolescente era "buena persona y trabajador". Desde el municipio dijeron que la fiesta era "ilegal". Galería de fotos.

0921_proyecto_xxx_g
0921_proyecto_xxx_g
Foto:Twitter

Julio Rivero, padre del joven de 19 años que fue asesinado de un balazo durante una fiesta clandestina en una casaquinta del partido bonaerense de Moreno aseguró hoy que su hijo era "muy buena persona" y "trabajador".

"Se fue a una fiesta por un ratito y no volvió", se lamentó el hombre quien reclamó que le entreguen el cuerpo lo "antes posible" en el hospital Mariano y Luciano de la Vega, según consignó la agencia DyN.

"Decían que mi hijo era de una banda, que se agarraban a los tiros, él no era de ninguna banda", remarcó. A su vez, el hombre precisó que a Nicolás le dieron "un impacto de bala en el pecho", que según algunos testigos habría partido desde una moto que pasó por el lugar de la fiesta, en la localidad de Villa Trujui.

"Se iba a las ocho de la mañana, lo buscaba un amigo mío en su camioneta, y volvía a las nueve, diez de la noche", relató el familiar al recordar al adolescente.

En el mismo contexto, aún hay dos chicos desaparecidos: Alan Rodriguez y Pedro Ignacio García de 14 años Su madre se acercó al lugar para dar con el muchacho, pero aún no tuvo novedades. En declaraciones a la prensa señaló: "Mi hija se comunicó con uno de los amigos y le dijo que ya llegó a su casa pero que mi hijo no llegó. Me estoy enterando de todo acá. Salió a las once de la noche de casa, solo, uno de los amigos me dijo recién él que estuvo en la fiesta", detalló.

Por su parte, el secretario de Gobierno del municipio, Lucas Chedrese, afirmó que el tiroteo que causó la muerte de Nicolás se produjo en una  fiesta "ilegal" que fue "adentro de la quinta".

"Ayer a la noche, no bien tomé conocimiento que se estaba desarrollando una fiesta ilegal, notifiqué al cuerpo de inspectores que estaba de guardia para que se apersonen en el lugar. Cuando ingresan, se constata que había una actividad de comercial ilegal y contravenciones penales, por lo que se da aviso a la Policía", indicó el funcionario.

Además, sostuvo que inspectores de la Comuna se encontraban en el lugar cuando se produjeron los incidentes y "se cubrieron" de los disparos.

"No damos ni vamos a dar nunca autorización a este tipo de fiestas", indicó y concluyó que "el negocio ilegal está en la venta de alcohol y de droga