SOCIEDAD PERFIL DEL SOSPECHOSO


El preso acusado de amenazar a Vidal es un violador y estudia periodismo

Tiene 24 años. Fue condenado a 14 años por cinco ataques sexuales. Cuatro de sus compañeros lo reconocieron ante la fiscal que investiga el llamado desde la Unidad 9.

Castigo. Las condiciones de detención del interno se agravaron. Fue aislado del resto de la población.
Castigo. Las condiciones de detención del interno se agravaron. Fue aislado del resto de la población.
Foto:Cedoc Perfil
El preso señalado como el autor de la llamada amenazante a la gobernadora María Eugenia Vidal perdió sus privilegios en el pabellón de buena conducta de la cárcel de La Plata. Si bien la Justicia todavía no lo imputó por la comisión de un delito, cuatro compañeros lo acusaron ante la fiscal que lleva adelante la investigación.

Angel Gastón N. (24) fue aislado del resto de la población carcelaria por “cuestiones de seguridad”, según indicaron fuentes del caso a PERFIL. Lo alojaron en un “buzón”, como se conoce en la jerga carcelaria a las celdas de aislamiento, situación que agravó sus condiciones de detención.

Hasta el día de la amenaza el joven estaba en el pabellón Nº 3 de Autodisciplina de la Unidad Penitenciaria Nº 9 de La Plata, un sector destinado a internos con buena conducta o estudiantes universitarios. Cuando se dio a conocer el mensaje que decía “mañana explota la gobernación de María Eugenia Vidal”, y de acuerdo con voceros de la investigación, fue acusado por sus propios compañeros y trasladado a otro sector.

Angel N. no tiene un legajo intachable. En ese punto coinciden las fuentes. “Es un interno conflictivo que no se lleva bien con sus pares”, asegura a este diario un vocero vinculado a la investigación. El joven, que purga una condena por cinco casos de abuso sexual (uno de ellos en grado de tentativa), está estudiando la carrera de Comunicación Social en la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata. Lo hace bajo el programa de Extensión Aulica. Cursa primer año, y ya rindió cuatro finales.

En su ficha figuran diversas sanciones: desde provocar un foco ígneo hasta usar un teléfono celular, prohibido en los penales de Buenos Aires. Hace tres meses fue trasladado a una cárcel psiquiátrica por un supuesto intento de suicidio. Para los investigadores “se trató de una puesta en escena que hizo para obtener el traslado y mejorar sus condiciones de alojamiento”. Tres días después recibió el alta y regresó al penal de Villa Elvira.

Según fuentes judiciales, el acusado llegó a la Unidad Nº 9 luego de pasar por la 45 (Melchor Romero) y la 4 (Bahía Blanca). De acuerdo con la información aportada por las fuentes, cumplió 18 años estando detenido porque fue juzgado y condenado por un delito que cometió siendo menor.

Angel cumple una condena a 14 años de prisión que fue dictada en 2012 por un Tribunal de Responsabilidad Juvenil de Necochea. El fallo no está firme, y algunos especulan con que éste habría sido el motivo de la llamada intimidatoria. “Estamos en una etapa investigativa”, dijo a PERFIL la fiscal Leila Aguilar, a cargo de la investigación, ante la consulta sobre la situación procesal del acusado. “Justamente estamos recibiendo testimonio a las personas que están alojadas en el mismo pabellón que él”, respondió. También aseguró que se trata de una “persona conflictiva”. Hasta ahora declararon cuatro internos, que lo señalaron como autor de la llamada a Vidal.