SOCIEDAD ESTABA EN UN COMEDOR COMUNITARIO

El presunto asesino de Melina cayó en la Villa 20 de Lugano

Carlos Cañete fue detenido por el crimen de la joven que el martes pasado resistió el robo de su cartera. Se declaró inocente.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El joven, de 22 años, que fue detenido ayer por el crimen de Melina López, asesinada el martes en Villa Lugano por delincuentes que le robaron la cartera, se declaró inocente. Se trata de Carlos Eusebio Cañete, que fue apresado en un comedor comunitario de la Villa 20, tras cinco allanamientos ordenados por el juez Javier Ríos, quien investiga la participación de un cómplice.
   El imputado fue reconocido por Matías Núñez, novio de la víctima –quien también sufrió lesiones–, la madre y otros vecinos del barrio Papa Francisco, ubicado a metros de la V20.
El secretario de Seguridad Nacional, Sergio Berni, se quejó de que “le pedimos a la fiscal que nos diera la orden de detención de aquel que entendíamos que había sido el responsable: nos dijeron que estaban muy ocupados y que no podían”. “Estas son las cosas que no podemos seguir tolerando en la Argentina. Es patético”, indicó.
   El funcionario agregó: “Anteanoche, tuve que estar en los alrededores de la zona del conflicto porque este señor se paseaba libremente, generando malestar en todos los vecinos. Pudo haber terminado en otra tragedia”.
   “Esto comienza en una situación de robo común, en un lugar que es el asentamiento. Es una toma, es una cuestión ilegal en Villa Lugano”, advirtió.
   Por su parte, Franco Punturo, sacerdote del barrio, afirmó que “la zona es tierra de nadie, del más fuerte, del más violento, del que tiene armas”, y denunció que los delincuentes se instalan allí porque “saben que la policía no entra y están tranquilos”.
   El cura criticó al gobierno porteño por el crecimiento del asentamiento y manifestó que “las primeras abandonadas son las familias que viven adentro del barrio”. Punturo señaló, en declaraciones a radio Nacional Rock, que los delincuentes se instalan en el barrio porque “saben que ahí la policía no entra y están tranquilos”, por lo que se convierte “en el mejor lugar para establecerse, para instalarse y para obrar porque están totalmente seguros”.
   El crimen de Melina, de 18 años, se produjo la tarde del martes pasado, en la avenida Fernández de la Cruz, entre Escalada y Pola, cuando caminaba con su novio hacia el supermercado Jumbo.

El barrio. El asentamiento Papa Francisco se levantó sobre un predio de 12 hectáreas donde funcionó, hasta hace dos años, el cementerio de autos de la Policía Federal. Lindero a la Villa 20, cumplirá el sexto mes desde su conformación. Según el último censo, se estima que allí viven unas 1.800 personas. Sobre el terreno, existe una causa por desalojo y otra relacionada al saneamiento de las tierras y la urbanización del predio.



C.D.L. / Agustin Gulman